No solamente comer más de lo debido determinará el tamaño de la cintura, una reciente investigación sugiere que dependiendo de la cantidad de bacterias que tengas en tu intestino se determinará el tamaño de la misma, ¿Pero cómo puede resultar posible? Un estudio que se realizó con novecientos participantes adultos demostró que bacterias del intestino pueden ayudar a determinar los niveles de la grasa del cuerpo y además las concentraciones de colesterol HDL, es decir, del bueno en la sangre, y triglicéridos.

Se evidencia que el micro bioma del intestino desempeña un importante papel en la salud de los humanos, esto hace referencia a los miles de microbios y bacterias que habitan de manera natural en cada intestino, la investigación reveló que estos hacen más que apoyar a la digestión, ayudan a la función inmune, a la metabolización de productos farmacológicos que producen vitaminas, los compuestos para la inflamación, inclusive sustancias que sean químicas y que comunican mensajes entre células que se hallan en el cerebro.

El estudio además sugirió que cuando el micro bioma es carente de diversidad podría contribuir a dificultades en la salud, tales como el asma, la diabetes tipo 1 y la obesidad. Encontraron treinta y cuatro especies de bacterias relacionadas con los triglicéridos, con el índice de la masa corporal, con los niveles de HDL, y el peso en relación a la altura.

Se llegó a la conclusión de que las bacterias intestinales son responsables de un cuatro o un seis por ciento de la variación del peso, las bacterias que se identificaron pueden ocasionar cambios en el colesterol y en el índice de masa corporal, los científicos todavía no saben cómo explicar un micro bioma saludable, pero se sugiere en los estudios realizados que la vida de la actualidad puede estar reduciendo la diversidad de micro bioma intestinal, y la falta de este puede llegar a relacionarse con más riesgos de distintas #Enfermedades.

Vídeos destacados del día

Se sospecha que la falta de la lactancia en los bebés, la cesárea y las dietas con alimentos que son procesados son factores que hacen que sea menos diverso, la cesárea priva a los bebés de las bacterias que son beneficiosas, la leche de las madres favorece a que crezcan las bacterias del intestino. Lo primordial es que el micro bioma del intestino pueda modificarse por medio de una dieta, a pesar de que todavía no se sabe claramente cuáles podrían ser los cambios saludables para nuestro corazón. Se sugiere que se sigan hábitos probados de alimentación. #Globalización #Enfermedades raras