¿Qué es lo que te pasaría por la mente si de un momento a otro comenzaras a sentir sacudidas, sensación de asfixia, malestar torácico, mareo, o palpitaciones? Seguramente ante los síntomas mencionados sientas un miedo intenso a lo que te pasa, inclusive puedes temer por tu vida y llegar a pensar en que sufres un ataque cardio respiratorio, pero aunque son posibles síntomas también es fácil que respondan a lo que se lo denomina ataque de pánico o crisis de angustia.

 Se trata de la presencia temporal de miedo o de malestar que se siente de un modo intenso y que comienza de manera brusca alcanzando la máxima expresión en los primeros minutos, y se acompaña de al menos cuatro de estos síntomas que te menciono a continuación:

Palpitaciones o frecuencia cardiaca elevada, sudoración, sacudidas o temblores, falta de aliento o sensación de ahogarse o asfixiarse, opresión en el tórax, molestias en el abdomen o nauseas, mareo o inestabilidad, sensación de pérdida de la conciencia e irrealidad, miedo a volverse loco o a morir, sensación de hormigueo o adormecimiento y sofocos o escalofríos.

Estos ataques son el malestar y el miedo profundo de la persona vivido en tiempo real, generando hábitos distintos, conductas que lo llevan a evitar ambientes y contextos cotidianos quedando aislados de la realidad, es más cuando se repiten es habitual desarrollar antipatía ante los mismos, generar miedo a que vuelva a suceder, también el miedo se asocia con situaciones especificas en las que se ocasionaron los anteriores, haciendo que las situaciones se eviten y se rechacen.

Por lo que es frecuente sentir temor ante las situaciones difíciles de salir, o sentir miedo por pedir ayuda, alejándose de lugares con gente, o ascensores así hasta llegar a evitar cada vez más espacios y generando agorafobia, pero entonces ¿qué hacer ante un ataque? Hay cuatro estrategias que te harán bien y recuérdalas, en primer lugar ten en cuenta que se remiten luego de 20 minutos por eso trata de aceptar tus sensaciones, es pasajero no te preocupes.

Vídeos destacados del día

En segunda el corazón se acelerará pero no será por un paro cardiaco, no debes tener miedo, en tercera puedes practicar relajación y respiración profunda para disminuir estos síntomas, además puedes realizar otras cosas que te distraigan, en cuarta si se agrava ve al psicólogo para que te ayude, con el tratamiento que corresponda lograras dejar de padecerlo de manera reiterada.

Lo mejor si sufre cada vez más de estos ataques será que te dediques a ti, pienses en tu salud y recurras a las personas adecuadas, espero te sirvan estos concejos y los pongas ya mismo en práctica, cuídate, tu salud y tu son importante.