Si esto te pasa, no eres la única persona, generalmente las mujeres suelen sentir menos impulso sexual en comparación con los hombres, y si una mujer se compara con su pareja probablemente le guste menos que a él, pero acá no hablamos de comparaciones ni de homosexualidad, no no, hay personas, tanto mujeres como hombres a los que no les gusta tener relaciones sexuales, y descartando un trauma, se llegó a la conclusión de que se debe a que son asexuales.

¿Pero qué significa? Significa que las personas que son así, no sienten atracción sexual, y no es algo nuevo, al igual que lo fue la homosexualidad se trataba de un tema tabú en otras épocas, pero por fortuna hoy eso ha cambiado, son más las personas que se identifican como asexuales, estudios sugieren que alrededor del 1% de las personas en el mundo se identifican de esta manera.

Ésto representa que son muchas las personas que no experimentan deseo sexual, más bien disfrutan del amor en pareja de otra forma, algunos son románticos y mantienen una relación sin sexo, mientras que otros son más solitarios no se interesan por relacionarse con nadie, esta complejidad todavía es estudiada, pero esperan que se modifique a corto plazo, a medida que se habla más del tema y se vuelve reconocido como una orientación por opción.

Hasta hace unos años no se sabía nada de esto, más que de las plantas o animales, hoy día las personas expresan lo que sienten o sus inclinaciones, es imprescindible que sepas que no son anormales, las personas asexuales no ven a la falta de deseo como un problema, valoran las relaciones o los intereses que comparten con su pareja, no deben confundirla con amistad, pueden sentir real amor por alguien si tener deseos sexuales, hasta pueden casarse o estar de novios y mantener una relación sexual mínima o nula.

Vídeos destacados del día

Pero obviamente no debes confundirlo con falta de libido, debes observarte a ti mismo y conocerte lo suficiente para reconocer que es lo que realmente te gusta y lo que no, si es pasajero o será así por siempre. #Globalización #Amor a prueba #Calidad de vida