Los avances tecnológicos son muy útiles y nos facilitan muchos aspectos de nuestra cotidianidad, eso es innegable, sin embargo el uso continuado que hacemos de móviles, táblets y ordenadores también puede revertir en problemas de salud que hemos de tener presentes para procurar prevenirlos. Los problemas pueden ser físicos, derivados principalmente de las malas posturas que adoptamos que pueden llegar a causar lesiones en el aparato locomotor, pero también pueden ser mentales, ya que la retroiluminación de las pantallas y los estímulos constantes producen un aumento de excitabilidad del sistema nervioso.

Noelia Serrano y Mireia Relats son profesoras de fisioterapia en las escuelas universitarias  de Gimbernat que están adscritas a la Universidad Autónoma de Barcelona, ellas relatan en una entrevista concedida a la agencia EFE los peligros del uso abusivo que pueden acarrear los distintos dispositivos tecnológicos, algunos de ellos son:

Dolor, tensión, sobrecarga y sensación de presión en la zona del cuello y los hombros que es derivada de la posición encorvada que generalmente adoptamos a la hora de consultar el móvil o incluso de apostarnos ante la pantalla del ordenador.

Esto puede derivar en una sobrecarga de la musculatura cervico-escapular que puede causarnos también dolores de cabeza y sensación de mareo, especialmente si mantenemos fija durante mucho tiempo la atención en la pantalla.

La malas posturas así mismo pueden ser causantes de rigidez, inestabilidad y en algunos casos bloqueo de segmentos de la columna vertebral, lo que en casos graves puede dar lugar a alteraciones de la columna cervical.

Otra consecuencia puede ser el dolor y la rigidez en manos y dedos pudiendo llegar incluso a sentir una sensación de hormigueo, a su vez el mal uso del pulgar puede dar lugar a tendinitis.

Dificultades respiratorias, sensación de opresión en el pecho, dolores en la cervical que pueden causar presión en los conductos auditivos u oculares pueden ser también causadas por una mala postura continuada.

Vídeos destacados del día

A nivel mental la sobrestimulación producida por las pantallas puede ser causa de inquietud, déficit de atención, ansiedad y estrés.

Obviamente no vamos a renunciar a la tecnología, pero sí debemos cuidar nuestra postura corporal e incorporar momentos en los que el descanso y los ejercicios suaves nos ayuden a superar las molestias.