No preocuparse que todavía estamos a tiempo. Hemos cogido a tiempo la operación bikini. Si estuviésemos en junio, la única posibilidad de quitarse los kilos de más antes del verano sería meter la pierna en el acuario de los tiburones, pero como nos quedan un par de meses para la temporada estival, con unos cuantos truquitos alimenticios y haciendo un poco de deporte, podremos pasar de tripita cervecera a lucir tableta de chocolate light, zero calorías.

Lo primero que debemos hacer es dejar de lado las grasas y los rebozados. Las harinas con muy cariñosas y lo único que hacen es fijarse en nuestro organismo y pasar muchos meses a nuestro lado.

Concretamente en muslos, abdomen y glúteo. Lo mejor es optar por comer los #Alimentos a la plancha o hervidos.

Dar los buenos días al limón. Como lo oyes, nada más levantarte, antes de lavarte la cara y ducharte, tómate un vaso de agua con unas gotitas de limón. Eso te ayudará a depurar el cuerpo y a activar el organismo. Notarás que vas más al servicio y te sentirás menos pesado. Si eres de los que les gusta arriesgar, prueba a calentar el agua. La temperatura junto con el limón hará que te actives antes y arrastres todas las grasas y prepares a tu organismo para un nuevo día.

Cinco piezas de fruta y verduras al día. A parte de ser una importante fuente de fibra, nos ayuda a mantenernos sanos. Para los que somos perezosos podemos tomar un batido con varias de ellas, por ejemplo fresas y plátano.

Vídeos destacados del día

Manzana con kiwi. Zumo de naranja con fresas. O si eres extremadamente perezoso hazte uno con todo. Lo ideal sería consumirlo antes de las 6 de la tarde para no sobrecargar al cuerpo con azúcares, así que uno para desayunar y otro para media tarde sería lo ideal.

Mejor canela que azúcar. Como lo oyes, nada de echarle azúcar al café o a los yogures, un truco que te ayudará a quemar más calorías es la canela. Además de ser un afrodisíaco natural, te ayudará a activar el metabolismo y a reducir la ansiedad por consumir azúcares. Además, la canela es una reguladora de los niveles de glucosa en sangre y también nos ayuda a eliminar el exceso de líquidos y grasas en nuestro organismo. Si no quieres añadirlo a tus platos, prueba a tomarlo con un poquito de agua caliente entre comidas.

Té verde: el gran aliado. Todo sabemos que nos ayuda a eliminar líquidos. Una infusión de té verde entre comidas nos mantendrá el estómago lleno. Puedes añadir unas gotitas de limón o tomarlo con té rojo o cola de caballo.

En cualquier caso, la clave es en beber dos litros de agua al día y con las infusiones, notarás que poco a poco te vas desinflando.

Y lo más importante, no tengas una vida sedentaria. Lo ideal sería practicar una hora de ejercicio al día, ya sea corriendo, bailando, nadando… Sabemos lo que nos cuesta hacer ejercicio y más con los días de lluvia y las temidas alergias primaverales, pero utiliza las escaleras en vez del ascensor y camina en lugar de hacer todo el trayecto en transporte público.

No te obsesiones con perder peso, la clave no está en adelgazar, si no en cambiar las rutinas. ¡Ánimo y a por todas! #Cocina #Mas deportes