La feria que los próximos 7 y 8 de mayo ocupará un espacio central en el Hotel Meliá de Avenida América, en Madrid, viene precedida de una fuerte polémica.

En primer lugar, porque engendrar un hijo por esta vía, en España no es legal. El segundo aspecto, y no por ello menos importante, está dado en el cruce de opiniones respecto al lugar de la mujer contratada y el niño gestado.

Algunas agencias como LifeBridge ofrecen a través de su web programas abarcativos según la condición del contratante. Por ejemplo, pueden encontrarse prácticas para parejas heterosexuales, homosexuales y hasta para personas con VHI. Tampoco quedan afuera, las mujeres solteras que quieran adquirir estos servicios, ni los hombres en igual situación sentimental.

En el caso de pacientes de VHI, la gestación subrogada es una oportunidad para criar un niño sano. Simplificando los pasos a seguir, algunas compañías resumen los 9 meses de espera en 7 sencillos pasos. El primero consiste en brindar información con los aspectos médicos y legales. Luego, la pareja o la persona interesada viaja al país donde se realizará la gestación. Los más usuales desde España, suelen ser México y Estados Unidos. Una vez en el destino se procede a la elección de la madre de alquiler y se realiza la fecundación. El cuarto paso es el embarazo en si, la madre subrogada efectúa los controles tradicionales y los futuros padres reciben las novedades durante los 9 meses siguientes. Posteriormente, se viaja al sitio donde vive la Mujer que está a punto de dar a luz y la pareja contratante asiste al nacimiento del niño.

Vídeos destacados del día

De esta manera se intenta crear un lazo afectivo desde el primer minuto de vida. El anteúltimo paso es de los que más detalle requiere, porque consiste en adquirir toda la documentación necesaria para que el niño puede ser inscripto en España legalmente. Una vez en el país, solo falta registrar al recién nacido.

Elegir el sitio donde se realizará la gestación subrogada es mucho más que determinar los orígenes del bebé. Muchos países permiten que el menor obtenga la nacionalidad por haber nacido allí, nacionalidad que podría sumarse a la de los padres. Qué nación será la que otorgue la posibilidad de gestar es también sinónimo de más o menos burocracia. Hay sitios que requieren de una sentencia firme para poder registrar al niño, Rusia, por ejemplo, no lo necesita.

California es el estado dentro de Estados Unidos que mayores beneficios brinda para esta práctica asistida. En este país la gestación subrogada es legal en la mayoría de sus estados.

En Rusia lo es en todo el territorio y se ha convertido en una práctica frecuente entre sus propias mujeres.

La tipificación legal y el coste relativamente económico, es un aliciente importante para los futuros padres.

Tabasco, en México, es el estado que permite la gestación subrogada de manera legal, se realiza desde 1996. Muchos padres optan por hacerlo en Tabasco porque la ley mexicana otorga la nacionalidad al menor, esto permite obtener con rapidez el pasaporte y poder regresar al país de residencia habitual.