LECHUGA.

La lechuga tiene efectos narcóticos y calmantes. Además, reduce los niveles de azúcar en la sangre.

PATATAS.

Tienen propiedades antiinflamatorias. Son muy apropiadas para los enfermos del estómago e intestino, para la acidez estomacal, enfermedades del hígado y del riñón, artritis y gota. Tonifican y refrescan la piel. Su consumo favorece un sueño apacible y ayuda a calmar los espasmos y calambres ejerciendo una función sedante en el organismo.

PEPINO.

Constituye un buen reparador de la mucosa intestinal, aunque no es muy recomendable para personas con el estómago delicado, las que tengan tendencia a sufrir gases y las personas mayores.

Excepto en los casos, es muy adecuado para proteger el estómago y limpiar los intestinos. Es uno de los mejores remedios para el cuidado externo de la piel.

PUERRO.

Gran diurético laxante. Recomendable en casos de artritis, problemas renales, gastrointestinales y de garganta.

PIMIENTOS.

Los pimientos estimulan el apetito, favorece la digestión al activar los jugos gástricos y biliares,  protegen las membranas gástricas y parecen impedir el desarrollo de úlceras.Además tienen propiedades antidiarreica y antivomitivas y previenen el cáncer de vejiga y páncreas.

RABANOS.

Tienen una gran importancia en la curación del cáncer y en la inhibición de las células cancerosas. Aumentan la flora intestinal, favorece la digestión, purificar los intestinos y evita el estreñimiento. Son un estimulante biliar y refuerzan el hígado.

Vídeos destacados del día

REMOLACHA.

Tiene propiedades rejuvenecedor a su punto estimula el cerebro y elimina las toxinas que en él se puede acumular por lo que ayuda a mantener una buena salud mental y a prevenir el envejecimiento precoz. Es un potente anticancerígeno y muy buen mineralizante del organismo.Previene el estreñimiento y es un buen diurético depurativo del cuerpo.

TOMATE.

Protege contra las enfermedades cardíacas, el cáncer y las úlceras de estómago. Es diurético, calmante, remineralizante, desintoxicante  y purificador del hígado.

Alcaliniza la sangre. Es un gran tónico muscular y cardíaco e interviene en la formación de glóbulos rojos.

ZANAHORIA.

Estimula la eliminación de desechos, favorece la regulación intestinal y ayuda a disolver los cálculos biliares.Equilibra el organismo en casos de problemas digestivos y metabólicos. Es eficaz para combatir los gases y es un gran remineralizante. Favorece la visión nocturna e impide la formación de cataratas.

  #Medicina natural #Alimentos #Calidad de vida