Empecemos por decir que no eres la única, muchas personas asocian el acné con la adolescencia, pero no significa que cuando pasemos los 20 desaparecerá, en algunos casos puede tener mayor frecuencia, se calcula que por lo menos el cincuenta por ciento de las personas padecerán de acné en la adultez.

No hay una explicación concreta de por qué sigue sucediendo, pero la razón es que los poros se ven bloqueados por la piel grasosa y por las hormonas que se liberan en la menstruación; cuando se va acercando tu periodo menstrual los estrógenos se reducen, y la testosterona aumenta, afectando la producción de aceite en tu piel, haciendo que tus poros se bloqueen.

Pero expliquemos la diferencia entre el acné adolescente y e adulto, y en el primer caso se encuentran mayormente en las mejillas y la frente, a diferencia de las mujeres adultas que los presentan en el cuello y el mentón, salvo ciertos casos que los tienen en toda su cara, ahora solo queda contar las distintas cusas y que hacer en cada caso.

Como posiblemente sea causado por tu periodo y ya eres adulta, podrías utilizar pastillas anticonceptivas, estas equilibraran mejor tus hormonas, pero recuerda consultarlo con un ginecólogo, ya que podrían traer efectos contrarios al no elegir la que te favorezca, pero a muchas igual consumiéndolas les sigue ocurriendo así que lo mejor será cambiar la alimentación, reduce los alimentos chatarra y los carbohidratos más simples porque podrían estar afectándote, al mismo tiempo, baja un poco la ingesta de lácteos porque contiene muchas hormonas.

Vídeos destacados del día

El estrés también es uno de los causantes, relájate, porque éste puede aumentar el cortisol y la testosterona aumentando la grasa de la piel haciendo que se inflame; puedes consultar con un dermatólogo para que te de un tratamiento, lo que te funcionaba en la adolescencia, no servirá ahora.

Ahora ya sabes cuales son las posibles causas y que deberías hacer en cada caso, solo queda que lo pongas en práctica, y que puedas sentirte mejor contigo misma, disfrútalo.