En primer lugar esta claro que no todas las rupturas son iguales, de hecho esta pregunta ni nos la plantearemos en algunos casos pero si en otros en los que de alguna u otra forma una relación ha formado parte de nuestra vida.

Tras finalizar una ruptura existe un periodo de recomposición, de reencuentro con nosotros mismos, de avance. Sí, igual no era nuestro plan de avance y lo interpretamos como un retroceso pero la realidad es que avanzamos, incluso con mayor madurez si tenemos la capacidad de interpretar que ha ocurrido, lo que nos descoloca es que a partir de entonces no sabemos hacia donde avanzamos. Es en estos momentos es cuando podemos ser mas vulnerables y cuando, al abrir un cajón y encontrarnos con ese recuerdo o foto puede producirnos una inesperada puñalada en el estómago.

 En estos momentos hay que tener en cuenta que somos nosotros o nosotras las que mandamos y tenemos que alejar todo estos recuerdos que ocupan nuestro entorno en una caja, depositarla en un lugar no muy accesible, ya sea un camarote o casa ajena.

 La vida es una sucesión de momentos y en estos momentos como hemos dicho antes es estamos en el momento de reencontrarnos con nosotros o nosotras mismas.

Mas tarde, cuando pase el tiempo podremos abrir esa caja y ordenarla de la forma mas adecuada y al igual que recuerdos como los antiguos libros de texto, postales de viajes , deberían ocupar ese espacio. Un espacio que no pertenezca al día a día. Un lugar donde sepamos que están ahí, al igual que sigue en nuestra memoria, pero tampoco que podamos recurrir a ello de forma habitual ya que las personas que importan son las que existen en el momento actual.

Vídeos destacados del día

Incluso esas mismas personas pueden ser importantes en la actualidad pero de otra forma, como amigos o amigas, pero lo que hay que tener claro que en esas fotos o recuerdos evocadores, nos pueden hacer añorar de forma engañosa un pasado dulcificado y lo mas importante, y hay que tener presente, esas dos personas ya no existen en la actualidad porque de alguna u otra forma han evolucionado. La clave es vivir el hoy lo más intensamente posible y saber que los recuerdos pueden ser historias que nos contamos a nosotros mismos, simplemente eso y no pueden despistar nuestro hoy que es lo más valioso que tenemos. #Mujer