Claves contra la hinchazón

Si te notas las piernas y el vientre hinchados, debes tener en cuenta que quizás parte de tu problema esté relacionado con la retención de líquidos, los parpados, manos, labios hinchados y la pesadez de piernas son otros síntomas que te pueden estar avisando de esta circunstancia.

¿Por qué te ocurre?

Esta situación es bastante común por los cambios hormonales que se producen en la pre menopausia, los días previos a la menstruación o un embarazo.

Por otro lado, el sedentarismo o los trabajos que te obligan a estar mucho tiempo de pie o sentada, pueden dificultarla circulación y favorecer la retención de líquidos y el aumento de peso.

Beber agua te deshincha

Cuando te notas hinchada, dejar de beber agua es un gran error porque, aunque pueda parecerte paradójico si no tomas liquido suficiente, tú organismo tendera a retenerlo para poder cumplir con sus funciones.

Si le das a tu cuerpo la cantidad de agua que necesita, le será más fácil eliminar la que le sobra. Por tanto no esperes a tener sed y bebe al menos 1,5 a 2 litros de agua al día, unos ocho vasos, preferentemente de baja mineralización. Se cuidadosa con esto sobre todo en verano.

No abuses de la sal

Si te excedes con ella que sería más de una cucharadita rasa al día, el cuerpo no la puede expulsar correctamente, lo que conduce a  una mayor probabilidad de retener líquidos. Para que esto no ocurra, retira el salero de tu mesa, no abuses de los quesos curados, encurtidos, salazones, conservas...y condimenta tus platos con hierbas aromáticas y especias.

Vídeos destacados del día

Toma frutas y verduras de efecto diurético

Melón:

Su riqueza en agua y potasio hacen que sea muy diurético.

Sandia:

Al ser rica en agua y minerales es diurética y depurativa.

Pepino:

El 97%de su contenido es agua y además tiene potasio.

Cebolla:

Alcaliniza el PH de la orina y eso facilita la depuración.

Bueno, hasta aquí esta segunda parte de como cuidarse y mantenerse saludable, espero que mis consejos os sirvan de ayuda. seguidlo diariamente y sed persistentes.