“Llegó un momento en el que me acostumbré de tal modo a la diabetes que me estanqué”, explica Elena Sereno Deudero, maestra y psicopedagoga de profesión y enferma de diabetes desde los 17 años (ahora tiene 32). “Me habitué a ponerme más insulina si salía y me relajé”, explica Sereno, quien decidió colocar el punto y final a esa “relajación” y poner en marcha un proyecto personal con fines sociales: una web (www.eurekilla.com), con perfil en Instagram, en el que da consejos acerca de esta enfermedad. Hasta entonces, más de una noche, cuando vivía en casa de sus padres, la había sorprendido su hermana (de la que es melliza) con un bajón de glucosa en plena madrugada y sentada frente a la cocina para recuperarse.

Su pareja también ha sido testigo en más de una ocasión en la que un simple paseo ha desembocado en tener que terminarlo sentada en un banco esperando a que su chico le trajera unas golosinas.

Todo esto son motivos para que Sereno decidiese optar por llevar una vida sana y dar fé de ello en esta web, que se ha convertido en una referencia para las personas con diabetes. Además, gracias a esta iniciativa que comenzó en enero de 2015, no solo ha adelgazado y mejorado su autoestima, sino que ha creado una serie de lazos por todo el mundo en los que se aprovechan las sinergias de unos y otros.