Se calcula que en España hay cerca de 400 mil personas celíacas, el 1% de sus habitantes. Así nace Madrid Gluten Free la feria que se desarrolla por primera vez en la capital española hasta el 7 de marzo. Más de 8 mil metros dedicados a las dietas sin gluten y sus productores.

La celiaquía es una inflamación del intestino que provoca dificultad para absorber nutrientes. Es más común en las mujeres y se cree que alrededor de un 75 % de personas sufren la enfermedad, pero no están diagnosticadas.

Desde el recinto ferial de la casa de campo, más de 100 expositores exhiben y ofrecen productos pensados para una dieta libre de gluten.

Ayer sábado, primer día de la feria, más de 3 mil personas recorrieron el pabellón de cristal de la casa de campo. La feria de Madrid se originó en Barcelona hace un año. Pese aquello de que `segundas partes nunca fueron buenas´ los organizadores han apostado a superar los resultados de Barcelona.

Para lograrlo comenzaron duplicando los metros para exponer y cuentan con más de 200 marcas representadas. La feria tiene nivel internacional y se asemeja a las que anualmente se realizan en Italia, Gran Bretaña y Estados Unidos. Está ideada tanto para profesionales del área como para clientes que pueden degustar y conocer los productos del sector.

Los productos para dietas sin gluten suelen ser un 300 % más costosos que el mismo ingrediente, pero con gluten. Eventos de esta clase permiten que los consumidores conozcan nuevos productos, algo esencial en la costosa y restrictiva dieta de un celíaco.

Vídeos destacados del día

Quienes visiten la feria, no solo podrán comprar #Alimentos, sino que también podrán disfrutar de una variada programación. Desde catas de cerveza hasta clases de repostería han servido de soporte en esta primera edición en la ciudad que ya presume de haber superado a Barcelona Gluten Free.

El gluten es una proteína que se encuentra la mayoría de los cereales como el trigo, el centeno y la cebada. Estas harinas son las que se eliminan de la dieta de un celíaco y probablemente de la su familia, porque la contaminación es tan alta, que se aconseja un cambio alimenticio para todos los integrantes de la casa.

Hoy, domingo, hay talleres desde las 10,30 de la mañana y hasta las 18,45 horas. Maestros panaderos dispuestos a enseñar sus trucos a la hora de hacer pan y masa para pizza. Llegando al final de la jornada, sobre las 18 horas, se dará cita una de las actividades preferidas de cualquier visitante, una cata de chocolate. Para este evento hay que ser precavido y puntual, porque solo dispone de sitio para unas 20 personas.

Los más pequeños de la casa disponen de un espacio creado para que disfruten de la cocina a la vez que aprenden técnicas y el uso correcto de utensilios. El coste de las entradas, desde 10 €, ha sido un impedimento para muchas familias que deseaban asistir.

La jornada del lunes 7 se ha reservado para profesionales de la industria. Los organizadores estiman que cuando se cierren las puertas de la feria habrán pasado por sus stands más de 10 mil visitantes. #Calidad de vida