En estos tiempos en la que pasamos la mitad del tiempo trabajando y la otra mitad complaciendo las necesidades de nuestras familias, casa y en ocasiones nuestro propio ocio, se hace impensable el poder sacar hora, hora y media diaria para poder realizar actividades físicas que aporten ese beneficio a nuestra salud tanto física como mental.

Para ello, el método Tabata es el más indicado. Consiste en un trabajo interválico intensivo de apenas 4 minutos. Este está dividido en 8 series de 20 segundos con 10 de descanso entre series al mayor número de repeticiones posibles en cada serie.

Es recomendable emplear este método en grupos musculares grandes para evitar las sobrecargas.

Por ejemplo, en vez de realizar el método haciendo un curl de bíceps, es preferible realizarlo con fondos. La musculatura implicada será mayor y evitaremos la congestión excesiva del bíceps.

Otro tipo de ejercicios buenos para realizar en el método podrían ser las dominadas, zancadas, sentadillas, sentadillas con salto y skipping entre otros muchos.

Las ventajas de este entrenamiento son bastante notables puesto que aumentará nuestra resistencia aeróbica como anaeróbica puesto que liberaremos grandes cantidades de hormona del crecimiento como de testosterona adquiriendo una mayor resistencia muscular. Nuestro metabolismo se activará e incrementará, produciendo un mayor gasto calórico tanto durante el ejercicio como horas después de realizarlo.

Hay que tener en cuenta que este método no es apto para todo el mundo.

Vídeos destacados del día

Si tiene algún tipo de problema cardiovascular, previo a la realización de este método, deberá contrastarlo con su médico.

Ser estricto con las series en cuanto al tiempo se refiere, es otra cuestión importante, así como si trabajamos con cargas o mancuernas, deberemos aumentarlas hasta el 75% del peso que utilicemos durante una sesión de entrenamiento normal.

¿Cómo saber si estamos progresando o no? Tan fácil como llevar un diario con el número de repeticiones que vamos realizando cada día. Los resultados empezarán a aumentar a las pocas semanas de empezar a realizarlo.

Si ya tiene una programación de entrenamientos y pretende incluir este método en su rutina, no olvide dejar estos 4 minutos para el final del entrenamiento, ya que, debido a su alta intensidad, después de realizarlo, su ácido láctico se habrá disparado y no tendrá fuerzas para realizar nada más.

¿A qué espera? La primavera ya está a la vuelta de la esquina. Pongámonos en marcha.