Ni están locos, ni es el día de los Santos Inocentes, es tan solo al pura verdad, o al menos la que dice se verdad según unos investigadores españoles.

Hace unos meses salía a la luz un estudio que desvelaba que las personas que se sacaban demasiados selfies podrían tener algún tipo de ‘depresión’  en el sentido de que su autoestima no era muy alta. Esto  que explicaban, se debía a que la falta de autoestima incitaba a las personas a sentirse reconocidos por los demás, con la necesidad de ser alabados a cada minuto con el fin de llamar la atención. Nos os preocupéis por que la ‘excepción siempre confirma la regla’.

¡Dale a  'Escucha'!

Lo que seguro estará de acuerdo la mitad de la población es que la mayoría de la personas se saca veinte fotos como mínimo en un lugar, por temor a salir mal y que el retrato no quede a su gusto para preservarlo hasta el fin de sus días.

Hace gracia cuando pides a alguien que te haga 2 fotos por ‘El por si acaso’.

¿Por si acaso ,qué? ¿Qué un dinosaurio te haya puesto los cuernos mientras se comía  a tu ‘suegra’. En fin, a gusto de cada uno, lo que sea.

El estudio, como decimos, ha tenido lugar  en dos universidades valencianas. Una en Elche y otra en Alicante en cooperación y el resultado ha sido la más que curiosa conclusión de que el simple gesto de hacerse  un ‘selfie’ hace que nuestros michelines se reduzcan, adelgaza.

Pero según un estudio de las universidades de Elche y de Alicante Obviamente esto tiene una razón científica. El estudio llamado, “Aplicación de un nuevo enfoque terapéutico para el tratamiento de la obesidad” y realizado en cooperación con las universidades observó como mas de 3 cuartos de las personas consiguieron su objetivo de adelgazar  echándole un ojo al selfie que se hacían cada 7 días.

El motivo de la bajada de peso, según la universidad, se debe a que  tras 16 semanas perdiendo peso se veían más motivados al verse cada semana algo ‘menos gordos’.

Vídeos destacados del día

Ahora ya les digo, que la fuerza de voluntad tiene mucho ver, a igual que la genética. Y esto último, la genética, sería un problema pues los datos son íntegros de colombianos semana, con lo que podría no afectarnos a nosotros de igual buena manera por eso o ya solo por la distinta dieta.