En el mercados nos encontramos con una amplia gamas de marca con multitud de brochas diferente y de materiales diversos, por lo que nos puede resultar complicado elegir la que mejor se adecue a nuestras necesidades,. Aquí os dejo mis opinión de las que más uso y para qué las suelo utilizar.

Rostro

Base

Para la aplicación de la base busco que el resultado sea natural o cubriéndote pero siempre difuminado por lo que las brochas con mucho densidad y muy compactas de pelo sintético son ideales para esta función, como f80de sigma.

También podríamos aplicarlo con un esponja como la beauty blender que deja un resultado muy natural y además deja la cara con mucho frescor ya que se utiliza mojada.

Corrector

También podemos utilizar la beauty blender ya que tiene un acabado en punta para llegar a esas zonas como el lagrimar. Aunque podemos una brocha con forma ovalada terminada en pico con mucha volumen de pelo.

Polvos

Para conseguir una ligera capa yo utilizo una kabuki, tiene una forma redondeada y muy compacta con pelo natural.

Aunque para la zona del corrector podemos utilizar una brochas con forma de llama muy ligera.

Contorno

En mi opinión el mejor acierto es una brocha rasgada o biselada que se adecua perfectamente a las diferentes formas del rostro con el hueso del pómulo.

Rubor

las bochas de colorete me gusta que tenga el pelo un poco suelto con una forma redondeada y más pequeña que nos permita concentrar ligeramente el producto en nuestros pómulos o también podríamos utilizar una con forma de mofeta.

Vídeos destacados del día

Iluminador

Lo que buscamos es un acabado ligero pero que se note es decir que veamos nuestro rostro luminoso pero sin que se note mucho esos brillitos por lo que me encanta el acabado que deja una brocha con forma abanico.

Ojos

Las cuatro brochas esenciales para cualquier look de ojos son una plana con forma redondeada para aplicar el producto de forma concentrada, una más grande con el pelo suelto para difuminar, otra con forma de boli para marcar bien la cuenta o aplicar las sombras en las pestañas inferiores y una muy fina para realizar el delineado, de tal forma que la raya será lo más fina y precisa que queramos.

Recordaros que no hace falta tener cuarenta brochas para obtener un resultado magnífico sino que con diez o incluso menos nos podemos manejar perfectamente, lo que quiere decir que con no compréis brochas sin ton ni son, solo las que cubra vuestras necesidades.