Es bastante común en estas fechas de inicio de año frases como "este año dejo de fumar", "este año me pongo a estudiar", o "este año no voy a preocuparme por chorradas". No hay mejor manera de reafirmarnos que el hecho de repetirnos una y otra vez los objetivos que queremos cumplir a modo de presión autoimpuesta.

Por ello aconsejamos seguir unas pautas muy sencillas que te permitan poder afrontar este 2016 con actitud positiva, siendo consecuente y guiándote por buenas sensaciones:

  • Amistades: rodeate de personas que a tu parecer te aporten experiencias agradables y te hagan disfrutar de su compañía. Deja atrás compromisos meramente formales y reúnete con quien realmente te apetezca. Es importante renunciar a obligaciones en este aspecto para mejorar la forma de relacionarnos con la gente.
  • Ejercicio: la actividad siempre es algo saludable, tanto para la salud física como para la mental, por lo que buscar un deporte o rutina que te motive será algo muy alentador a la hora de afrontar el año con alegría. Es importante que no te marques una meta muy alta en este aspecto y vayas siempre a tu ritmo, sin exigirte más de lo que debas. Elimina frustraciones innecesarias y céntrate en lo que te haga feliz.
  • Reestructura tu pensamiento: practica meditación de forma sencilla eliminando pensamientos negativos que te causen malas sensaciones. Céntrate en el momento presente y renuncia a esa idea compulsiva de vivir pensando en el mañana o angustiado por el ayer.
  • Evita las comparaciones: es importante que dejes atrás esa constante obsesión de fijarte en cómo les va a los demás. Cada vida es distinta, las circunstancias varían increíblemente de una persona a otra y no es en absoluto objetivo compararnos con nadie. Sea a mal o a bien, no te detengas a analizar cómo transcurre la vida de tu amigo, de tu vecino o de tu ex, simplemente céntrate en la tuya.
  • Deja atrás el rencor: vivir sintiendo que la gente te debe algo es una manera de bloquearse y sufrir ansiedad constantemente. Aprende a perdonar y descubre la sensación de paz que te aporta vivir en armonía con el entorno y la sociedad.

Y como último consejo para cerrar esta lista, lo más importante:

Se razonable contigo mismo y no te exijas más de lo que puedas o estés dispuesto, siendo realista, a cumplir.

Puede ser una fuente de frustración el autoimponerse objetivos que no se van a alcanzar. No se puede vivir de falsas expectativas, de modo que intenta ser feliz interiormente y cuando te sientas preparado pasa a la acción. Empieza por seguir estos consejillos y refuerza día a día la actitud positiva desde la que partas, ya que eres la única persona que decide en tu vida.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más