Cierto es que el hombre lleva años ,tal vez siglos investigando sobre la Medicina para curar enfermedades, para sentirse joven , para sentirse fuerte, para no sentirse débil, cierto es.

Grandes hombres de la época de los romanos, de los egipcios, hicieron grandes descubrirnos sobre este y otros asuntos , y ya en tiempos más cercanos a los nuestros se descubrieron vacunas y medicinas , contra la malaria, la sífilis, la lepra , varicela etc. incluso hoy por hoy ya están a punto de destruir por completo el cáncer, o el ebola .

Tanto estudio y sin embargo no hay nada que haga sentir mejor a un ser humano de todos los tiempos habidos y por haber que un simple abrazo sincero.

Se puede abrazar incluso sin tocar , con las palabras, porque las palabras cariñosas, cálidas cuando son sinceras de verdad también se sienten como abrazos, sin embargo a la mayoría de los humanos le da vergüenza abrazar de verdad en público por miedo a que se rían de ellos a que les tachen de debiluchos , de ñoños .

¡Qué va! No hay nada, repito, nada en el mundo que te haga sentir mejor que un abrazo sincero, lleno de cariño, de apoyo, de amistad, de amor.

Nos enviamos miles de abrazos, en wassap, en emails, en correos, por teléfono pero nos cuesta tanto darlos de verdad, cuerpo a cuerpo, y sin embargo, nos cuesta tanto darlos como deseosos estamos de recibirlos por parte de otras personas,¿Porque entonces es tan costoso dar abrazos a los que tenemos alrededor? Una vez escuche a una chica contarle a un amigo que lo que más le gustaba de celebrar el año nuevo, era el momento despues de las campanadas porque todo el mundo se abrazaba sin perjuicios y la encantaba recibir abrazos.

Vídeos destacados del día

No dejemos que solo exista un momento cada año para poder abrazarnos libremente.Cada dia de nuestra vida tiene algun momento en el que abrazar sin tener que celebrar el fin de año,l o el año nuevo, Hagamoslo simplemente porque no apetece, porque nos hace sentir bien.

Dejemos pues, de tonterías, y abracemos siempre que sintamos ganas, no seremos menos importantes por ello pero si mucho más felices.