Si lograr una vida activa y saludable fuera muy fácil, casi todos ya estaríamos llenos de salud y hacer gimnasio no estaría en la agenda de propósitos anuales. Llegamos a casa después de un largo día de trabajo (activa o no), y tenemos ganas de sentarnos en el sofá, ver la televisión, ayudar en todo lo que podemos a nuestros hijos y si nos queda algo de energía, podemos preparar algo para el día siguiente. No reunimos la energía suficiente para dar un paseo o ir al gimnasio o hacer alguna actividad en casa.

¿Qué podemos hacer para romper los muros mentales que impiden cuidarte un poco más y hacer realidad los propósitos de este año nuevo?

Ya conoces muchas maneras de hacer deporte y mover el cuerpo.

Sea con programas personalizados, o colectivos o en casa. Entonces,¿porque no lo haces?. Tienes una vida ocupada, y encontrar tiempo para mantenerte saludable es difícil.

¿Y si te digo que con 20 minutos al día tienes suficiente para empezar?.

En primer lugar, debes saber que no estás solo. Millones de nosotros somos como tú, y todos sabemos que tenemos que empezar a hacer cambios, pero caemos en viejos hábitos después de pocos días de esfuerzo. A tener en cuenta:

- No seas demasiado duro contigo mismo. Algunos expertos señalan que a menudo, nosotros mismos somos el mayor obstáculo para nosotros mismos. El consejo es: "Sé amable contigo mismo, acepta antes de comenzar que habrá obstáculos, que el camino no será perfecto, pero seguirás en él."- No te dejes atrapar por la trampa del "todo o nada".

Vídeos destacados del día

- El ejercicio no tiene que ser complicado. Hacer algo es mejor que no hacer nada. "No dejes que lo que sería óptimo, sea enemigo de lo que sería suficientemente bueno ", podría ser una buena frase a tener presente. Podrías estar haciendo más o podrías estar haciéndolo mejor, pero si hoy la alternativa es no hacer nada, mejor dar un paso adelante, que ningún paso.

- Haz lo que puedas hacer, y de forma consistente, ve incrementando la confianza en lo que haces y también sus resultados ". Recuerda, empezar, lo es todo.

- Entender cómo funcionan los hábitos. Los expertos pueden resumirse así "La mayoría de la gente no está acostumbrada a retroalimentar los pensamientos positivos, sino al contrario, en un primer obstáculo, alimentan esta línea de pensamiento desmotivadora. Con el fin de tener éxito en el gimnasio, esta actividad debe estar en la misma categoría en el cerebro como dormir, comer y el sexo ". Si pudiéramos vernos antes como nos veremos después de hacer el esfuerzo en el gimnasio, y sentirnos como nos sentiremos después del entrenamiento, más personas se añadirían a hacer actividad física.

La clave es encontrar una rutina que funcione para ti, y que obtengas resultados de acuerdo a la energía que pones en la construcción de tus hábitos.

- Encuentra tu propia "receta secreta". Busca tu propia combinación de herramientas, consejos, técnicas, que te ayudarán para hacer un primer y segundo paso y alcanzar tus propias metas de salud. Acepta consejos, sin duda, pero recuerda que estás en este camino para ti, nadie más que tú encontrará la única manera de motivarte. Recuerda, la salud y el bienestar son ciencias muy personales. Leerás mucho sobre el tema, pero no todo lo que funciona para unos funciona para los demás, busca tu manera de cambiar tus hábitos y de motivarte. #Medicina natural #Calidad de vida