El acné puede ser leve (pocas espinillas, de vez en cuando), moderada (pápulas inflamatorias) o grave (nódulos y quistes). El tratamiento depende de la gravedad de la condición.

¿Qué causa el acné?

El acné es principalmente una condición hormonal impulsada por las hormonas masculinas o "androgénicas ', que normalmente se activan durante la adolescencia. La sensibilidad a estas hormonas, en combinación con las bacterias en la piel y los ácidos grasos dentro de las glándulas sebáceas, causan el acné. Los lugares comunes donde aparece el acné son, la cara, el pecho, los hombros y la espalda - los lugares de las glándulas sebáceas.

Las lesiones del acné incluyen puntos blancos, espinillas, pequeñas protuberancias y nódulos, y quistes.

A pesar de que el acné es, esencialmente, un fenómeno fisiológico normal, ciertas condiciones pueden agravar la condición, incluyendo:

-La Fluctuación de los niveles de hormonas durante la época de la menstruación (mujeres)

-Manipulación (chafar y apretar), lesiones del acné

-Ropa (Por ejemplo, los sombreros y los cascos de deporte)

¿Cómo se trata el acné?

La terapia hormonal puede ser útil para algunas mujeres con acné, especialmente para aquellas con signos y síntomas (períodos irregulares por ejemplo) de andrógenos (hormona masculina) en exceso. La terapia hormonal consiste en una dosis baja de estrógenos y progesterona (píldoras anticonceptivas), o medicamentos o componentes naturales antiandrógenos.

Tres tipos de fármacos han demostrado ser eficaces para el tratamiento del acné - peróxido de benzoilo, retinoides y antibióticos.

Vídeos destacados del día

La mayoría de las personas requieren al menos uno o dos agentes, dependiendo de la gravedad del acné.

¿Cómo se puede prevenir el acné?

Para prevenir el acné y reducir el daño a la piel, sigue estos consejos:

  • Elige una leche o crema limpiadora de la piel especialmente formulada para pieles con acné. Estos productos contienen a menudo ácido salicílico o peróxido de benzoilo, que ayudan a limpiar las llagas y heridas del acné.
  • Limpieza de la cara suavemente, de lo contrario puede empeorar el acné o causar cicatrices. Cuando limpies la cara, usa las manos. Las toallas de tela u otro material de limpieza podrían causar que las llagas se rompan o que entre suciedad y empeore la situación.
  • Si tienes que utilizar una crema hidratante, utilitza una suave, adecuada a la piel con acné, que no agravarán el acné.
  • Si te maquillas, utiliza una base libre de aceite (Oil Free). Piensa también que mucho maquillaje u otros productos cosméticos, pueden agravar el acné, dado que bloquean los poros.

Y no olvides .... Una buena alimentación y un buen descanso, serán unos magníficos aliados.