Me encanta despertar y saludar el día con un saludo al sol (o Surya Namaskar, en sánscrito). No sólo reconozco otra hermosa mañana, sino que siempre me siento mucho mejor después. Es una oportunidad para estirar todas las torceduras de la noche y conectar con mi mismo para el día. El yoga por la mañana también me da esa calma, tiempo a solas antes de que mi bebé o el marido se despierten; puedo centrarme en mí misma y reflexionar sobre todas las cosas maravillosas en mi vida. Cuando he terminado con las poses, estoy en un estado de ánimo más brillante, sin llegar al aturdimiento. En realidad, ni siquiera una taza de café me da tanta energía duradera como esta técnica de yoga.

El #Yoga recoge múltiples poses y asanas. Una de las más practicadas es el saludo al sol. Una forma de dar los buenos días muy saludable, que estira tu cuerpo y permite conectarte con tí mismo/a. 

Puede que no sepas a ciencia cierta como realizar correctamente el saludo al sol. Sin embargo, te indicamos en este artículo como hacerlo correctamente.

Entre cada pose debes respirar de 3 a 5 veces, sin ninguna prisa y centrándote.

Vamos a indicarte como se hace el saludo al sol paso a paso:

Paso 1

Comienza de pie, con las manos en oración en el centro del corazón. Cierra los ojos y concéntrate.

Paso 2

Toma de 3 a 5 respiraciones, luego inhala y levanta las manos sobre la cabeza; mirar hacia arriba donde están las manos.

Paso 3

En una exhalación, con los brazos abiertos hacia fuera a los lados, agáchate hacia el suelo, como si te tiraras en una piscina, doblando en las piernas.

Vídeos destacados del día

Paso 4

Inhala y paso la pierna derecha de nuevo a la pose elevando los brazos. Dejar elevar el pecho, y dejar flotar brazos por encima de la cabeza. Presiona las manos en oración. Busca a tus manos.

Paso 5

Exhale sobre las manos y las rodillas, luego inhale en una pose a cuatro patas.

Paso 6

Levanta los glúteos hasta formar una pirámide. Mantén esta posición durante 5 respiraciones.

Paso 7

Vuelve  a la pose 4, esta vez cambiando la pierna. Alinear la rodilla por encima de tu tobillo.

Paso 8

Vuelve  a la posición inicial 1.