Una madre toma una foto a su hijo de 2 años y descubre así que tiene un tumor. Julie Fitzgerald, después de tomar una imagen del pequeño Avery, se ha dado cuenta de que el niño tenía un extraño color en el ojo, una luz blanca en particular. Buscó información online y fue capaz de rastrear la historia de una mujer que había identificado un #Cáncer en el ojo de un familiar, después de darse cuenta tras tomar una foto que salía una luz blanca en vez del ojo rojo tradicional. Julie había leído en internet que cuando un tumor se desarrolla en el ojo, las fotos de estos órganos enfermos se ven blancas.

Las pruebas que se realizaron al pequeño Avery demostraron que no sólo era una sospecha sino que se trataba de una triste realidad.

El niño sufría de retinoblastoma, un tipo de cáncer del ojo que se desarrolla en la retina.

Después de haberle realizado el primer examen pudieron ver que el cáncer había invadido aproximadamente el 75% del ojo. Ahora le han tenido que extirpar el ojo al pequeño Avery y tendrá que vivir con una prótesis. Los médicos también le aconsejan que a parte de la extracción del ojo se someta a un tratamiento de quimioterapia porque este tipo de tumores e intervenciones muchas veces da metástasis a otras partes del cuerpo y evolucionan muy rápidamente.

La intuición de la madre tenía razón y una búsqueda en Internet la llevó por el camino correcto. Lo que importa es que el bebé está bien y sigue vivo, a pesar de que perdió su ojo.

Lo que al principio parecía solo un fallo en la fotografía acabó siendo una enfermedad que se debía tratar cuanto antes.

Vídeos destacados del día

Eso debe hacernos reflexionar sobre cómo a veces un pequeño detalle puede marcar la diferencia, incluso con respecto a la salud de las personas. La madre hizo muy bien informándose con los medios que tenía a mano y luego acudiendo a un médico para que le hiciera las pruebas pertinentes y así poder confirmar o descastar la posible enfermedad de la que se tenía duda.

Es muy importante no dejar pasar cosas por altos si tenemos algún tipo de sospecha y duda y seguir los pasos de Julie Fitzgerald es lo mejor que podríamos hacer. #Niños #Enfermedades