Disfrutar de las festividades navideñas, es tradición en todo el mundo. La #Navidad y la noche previa al Año Nuevo, son parte de los acontecimientos más importantes que podemos vivir cada año, preparándolo siempre con cada detalle para que quede perfecto.

Lo que realmente comienza a ser tedioso, son la extrema ingesta de #Alimentos, que si bien cuando comienzan las fiestas se intenta ‘’moderar’’, siempre llega un momento de arrepentimiento. Por los llamados ‘’kilitos de más’’. Es por esta razón, que queremos ayudarte a combatirlos y, ofrecerte unos consejos prácticos para empezar el nuevo año con buen pie.

El hecho de bajar de peso, no debería de ser un inconveniente sino que un hábito más que incluir en tu rutina diaria, te contamos cómo…

Beber más agua:

Un dato curioso es que, son muchísimas las ocasiones que confundimos el ‘’hambre’’ por la sensación de ‘’sed’’.

Se recomienda beber mínimo 2 litros de agua diarios. Hidratarse es una de las bases que ayudan a estar más satisfecho y no acudir a ‘’picar’’ más de la cuenta.

Objetivos:

Hay que tener clara nuestra forma de vernos y cuán cómodos nos encontramos con nosotros mismos. Así como consultar el peso ideal que se debería tener a tu nutricionista y/o endocrino. Así podrás marcarte un objetivo más claro y perder semanal / mensual / anualmente, lo que deseas.

Recuerda ser constante.

Un caprichito no hace daño:

No hace daño tener algún que otro capricho. Sobre todo en el régimen recomendado. 2 caprichos por cada 21 comidas, (dulces, helados, comida rápida, chucherías…). Eso sí, sin olvidar tu idea clara de perder peso ni tu objetivo.

Dile adiós a la ansiedad, come correctamente:

Recuerda que la ansiedad no es nuestra amiga.

Vídeos destacados del día

Al contrario, cuando una persona come con ansiedad sus probabilidades de ganar peso son mayores.

El truco de contar hasta 10 en estos momentos, está comprobada su efectividad.

¿Cuántas veces comer al día?:

Las veces que hay que ingerir alimentos en un día, son 5. Ni más ni menos. Al contrario que puedan decir muchos, abandonar el desayuno u otra franja horaria, no es la forma correcta para perder peso con éxito.

La efectividad está en comer 5 veces al día, en cantidades moderadas y respetando la digestión.

Todo lleva su proceso:

No desesperes si no bajas lo esperado. Ni tampoco si bajas tan sólo 1 kilo a la semana. Vale más bajar de poco en poco. Pues ello ayudará a no padecer el ‘’efecto rebote’’.

En la cena, modérate:

Reduce tus calorías en la cena a una totalidad única de 500 calorías.

¿Alcohol?:

Sí, está bien tomar una copita de vez en cuando. Pero no debes excederte.

Siguiendo de forma constante estos consejos prácticos, bajar de peso ya no será un problema.  #Calidad de vida