¿Cuántas veces has oído hablar de lo importante que es la vitamina C para prevenir la gripe y los resfriados? Seguro que mucho. Entre los beneficios que tiene existe también su poder antioxidante y que ayuda a la formación de colágeno.

Para aprender más y saber elegir los alimentos adecuados para que una buena dosis de vitamina C la Dra. Roberta Madonna, especialista en Bioquímica Clínica y consultora nutricional nos habla de ello.

  • ¿Cuáles son los Alimentos con más vitamina C para esta época?

"La vitamina C actúa como un potente inmunorregulador, así como antiflogístico natural. El requerimiento diario no es igual para todos ya que varía dependiendo de la edad, el sexo y diferentes condiciones fisiopatológicas que puedan darse."

Para evitar incurrir en una deficiencia de vitaminas es conveniente adoptar una dieta balanceada y equilibrada basada en el consumo diario de verduras de temporada.

También es muy aconsejable  tratar de variar la ingesta tanto en tipo y color.

"El ácido ascórbico se encuentra principalmente en frutas, verduras y hortalizas frescas; fuentes de alimentos altos en cantidades de vitamina C, en particular, los kiwis y todos los cítricos, hojas de nabo, brócoli, col, espinaca, bayas, melones, pimientos y patatas."

  • ¿Por qué es importante tomar vitamina C?

"La vitamina C es esencial para modular la actividad de las células blancas de la sangre en el curso de las infecciones y para optimizar la reactividad general de las células inmunes- También en otras funciones orgánicas como facilitar la absorción intestinal de hierro y ayudar a la formación de células rojas de la sangre."

Además interviene en el proceso de síntesis de colágeno endógeno, mejora el tono y el estado de ánimo en el curso de fatiga, agotamiento, nerviosismo o estrés, y tiene un gran poder antioxidante y antiinflamatorio natural, para contrarrestar eficazmente el virus de la gripe, tanto en términos de prevención como de curación más rápida.

Vídeos destacados del día

  • ¿Un exceso de vitamina C puede hacer daño?

"Sí. Una ingesta de vitamina C mayor a las necesidades reales de nuestro cuerpo tomados durante un largo período de tiempo manifiesta efectos adversos."

Puede causar problemas en los riñones afectando a la formación de piedras en los individuos susceptibles.

También puede alterar los resultados de un tratamiento farmacológico, ya que interactúa con otros medicamentos, como los anticonceptivos orales, los barbitúricos o los anticoagulantes.

"Para protegerse de los virus de la gripe es esencial tratar de aumentar las defensas de nuestro cuerpo y la comida que comemos es "la droga más potente" que podríamos tomar para este fin. Una dieta para este propósito debe centrarse, sobre todo, en el consumo de frutas, hortalizas y verduras de temporada, legumbres, granos enteros y  proteínas, dejando de lado los alimentos procesados ​​y refinados, llenos de conservantes y aditivos."

Es importante seguir una dieta con fitonutrientes, oligoelementos y antioxidantes, que son más abundantes en el reino vegetal y que actúan para nosotros como verdaderos aliados contra las infecciones.