El término ''zona de confort'' presenta pequeñas variaciones en su significado según el ámbito desde dónde se analice. Las dos disciplinas que más se han interesado por este término han sido la Psicología y el Coaching. Desde la Psicología, esta zona (subconsciente) es entendida como un comportamiento que guía al individuo a no asumir riesgos, ya sean psicológicos o físicos. Es la ansiedad o miedo irracional a lo desconocido. Desde el Coaching el enfoque es casi el mismo, entendiendo zona de confort como la ausencia de iniciativa de la persona y por lo tanto, el acomodo a un estilo de vida concreto y seguro.

No obstante, en ambos, la meta es común: saber como enfrentarte a tu zona de confort y sobre todo, aprender a expandirla. ¿Porqué nos cuesta tanto salir de esa rutina dónde nos sentimos seguros, cómodos, y cálidos? Pues justo por esto, por el miedo a enfrentarnos a algo que no es conocido por nosotros.

Esto ocurre cuando nos mudamos de país, rompemos con una pareja o nos enfrentamos a un trabajo con responsabilidades totalmente distintas a las que teníamos.Lo que no sabemos, es que lo desconocido nos puede brindar oportunidades mucho mejores que las que tenemos actualmente, ayudándonos a crecer personalmente y a conocer lugares y personas que nos aportan valor. Es decir, estaremos haciendo que nuestro desarrollo personal sea elevado, y eso nos aportará mayor felicidad.  Si es cierto que no podemos pasar de la nada al todo en un solo paso. En el paso de la zona de confort cerrada y hermética, a la zona de confort expandida y amplia, encontramos lo que se conoce como zona de aprendizaje. Aquí vamos a encontrar una serie de miedos, de desconfianzas y de incerteza que pueden hacernos dudar de si estamos haciendo lo correcto.

Vídeos destacados del día

Es normal sentir estos miedos, pero una vez superados, también habremos logrado superar el conformismo. 

¿Qué notarás cuando expandas tu zona de confort y entres en la zona mágica?

1. Aprender a soñar y conseguir triunfos absolutos. Aunque parezca imposible, eso que estás soñando puedes llegar a conseguirlo. Solo es cuestión de esfuerzo y motivación. Puede que en tu zona de confort estés muy cómodo, pero esa comodidad no te va a llevar al éxito personal ni profesional dónde realmente te mereces estar.

2. Autoestima elevada. Tener una autoestima elevada es la capacidad de sentirse bien con una mismo. Cuando una persona tiene una alta autoestima, tiene una mayor probabilidad de alcanzar la felicidad, a la vez de conseguir lo que se propone. Expandir tu zona de confort ayuda a sentirte mejor contigo mismo. 

3. Autocontrol sobre tí mismo y tus actos. El autocontrol es la habilidad para dominar las propias emociones, deseos y comportamientos. El autocontrol aporta #Calidad de vida al individuo, ya que siente que siente poder sobre sus comportamientos y acciones. 

4. Aventura. En Psicología existe un concepto llamado ''Búsqueda de sensaciones'' que explica la necesidad de una persona para experimentar sensaciones nuevas y la pasión por correr riesgos físicos y sociales, solo por el simple hecho de que disfrutan tales experiencias.

Estas personas tienen una zona de confort muy expandida y no tienen momento para el aburrimiento. 

5. Felicidad. Si logramos los 4 primeros puntos, no estaremos lejos de la sensación de felicidad. Desde la Psicología positiva se entiende la felicidad como  la sensación de bienestar y realización que experimentamos cuando alcanzamos nuestras metas, deseos y propósitos.

¡Atrévete a soñar! #Investigación científica #Educación