Si buscamos un poco por internet hay cantidad de ejercicios que nos ayudan a poner nuestro cuerpo en forma y sobre todo para hacerlo de una manera cómoda, fácil y si puede ser, sin salir de casa. Sin embargo, la mayoría de estos ejercicios se reducen a rutinas de sentadillas, barras o a el uso de pesas para conseguir un cuerpo atlético.

Pues bien, ahora también podemos usar las bandas elásticas, una auténtica revolución debido a su facilidad de uso y transporte y sobre todo porque no ocupan mucho espacio  a la hora de guardarlas en casa. Otro punto a su favor es que no representan un alto coste por lo que no hace falta que invirtamos medio sueldo para estar en forma.

Son una herramienta excelente para tonificar, mejorar nuestra postura y equilibrio o por ejemplo, si eres de esas personas que sufres de varices, te ayudará a mejorar el flujo de la circulación sanguínea y por tanto el aspecto de las mismas. La intensidad y la fuerza que tengamos que emplear depende de nosotros ya que podemos encontrar cintas para todos los niveles, ya sea suave, medio o fuerte por lo que no hace falta que seamos expertos en su uso ni que tengamos una buena condición física nada más empezar porque podemos ir aumentando el nivel de dificultad poco a poco.

Algunos ejercicios que podemos realizar con ellas son los siguientes.

Comenzaremos con una postura fácil para empezar a calentar. Primero nos tumbaremos boca arriba y pondremos la banda elástica por detrás de nuestra espalda (a la altura de las escápulas) y cogeremos los extremos de la banda con las manos.

Vídeos destacados del día

Cuanto más enrollemos la banda alrededor de las muñecas, realizaremos un ejercicio más intenso ya que a continuación estiraremos los brazos hacia arriba y volveremos a la posición inicial.

Continuaremos haciendo lo mismo pero esta vez colocando la cinta elástica en la planta de los pies. Una vez más cuanta más corta la dejemos, más fuerza tendremos que hacer a la hora de estirar las piernas hacia delante o hacia arriba, según nuestra capacidad.

El último ejercicio consiste en ponernos de pie y pisar la banda elástica con el pie. De nuevo cuanto más enrollemos la cinta en nuestras manos, más nos costará llevar los brazos al pecho.

Realizaremos cada ejercicio en serie de 3 con 15 repeticiones en cada una, aunque siempre podemos aumentar el tiempo y las repeticiones en función de nuestras necesidades.

Éstas son solo algunas maneras de tonificar nuestro cuerpo con las cintas elásticas pero hay tablas tan completas que podemos trabajar absolutamente todas las partes del cuerpo usando solo unas bandas. 

Esperamos que pongáis en uso estos ejercicios y que os sean de ayuda. #Google #Gimnasia #Calidad de vida