9 millones de españoles sufren en su día a día niveles superiores a los 65 decibelios, el límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

Más de un 70% creen que viven en una población ruidosa. Un dato que se eleva casi al 93% en la ciudad de Madrid, a la que sigue Barcelona con un 87,4% y Sevilla con un 83,3%. La mayor parte de los españoles, un 91% creen que no somos conscientes de manera suficiente de los efectos negativos que tiene el ruido para nuestra salud, siendo en este caso los habitantes de A Coruña los que muestran una mayor concienciación rozando el 100% ( un 98%).

Los últimos estudios han demostrado que el ruido ambiental que genera el denso tráfico en la capital de España hace que aumente en un 5% la posibilidad de tener que acudir a urgencias en un hospital.

Además de esto, también se ha demostrado que el ruido del tráfico tiene una relación directa con el aumento de la mortalidad y el bajo peso de los bebes en un 6%. Aumentando la posibilidad de que haya bebes prematuros en un 3,2%, Cifras que revelan una clara influencia del ruido en una manera muy negativa para el ser humano.

Este informe revela que si fuésemos capaces de reducir los niveles de ruido en 0.5 decibelios, se podrían bajas las cifras de enfermos y muertos relacionadas con el tráfico en cientos de personas al año solo en Madrid. Lo mismo podríamos decir para ciudades como Barcelona, Sevilla o Valencia, en las cuales la alta densidad de tráfico debido a su tamaño, les hacen candidatas a este tipo de problemática.

Esperamos que todos estos avisos sirvan para que seamos más conscientes del problema existente en nuestras grandes ciudades, no solo con la contaminación por los humos (como pasa estos días en el Madrid de Manuela Carmena), sino también por la contaminación acústica que impide que podamos conciliar el sueño y tener una vida más tranquila.

Vídeos destacados del día

Si sumamos al estrés por esta contaminación, el que ya llevamos por atascos en nuestra vida diaria, el cocktail es ciertamente explosivo.