El invierno, esa temida estación del año para nuestra salud y belleza. Los cambios drásticos del día a día, de la calefacción al frio en la calle, pueden ser los causantes de que nos sintamos tan bien como siempre.

Muchos consideran que el invierno es la temporada menos atractiva del año, pero con estos trucos podemos evitar algunos de los contratiempos que padecemos invierno.

Problema 1: labios agrietados.

Según la dermatóloga Begoña Escutia, de la AEDV, la capa córnea de los labios es la más fina, sin melanina y glándulas sudoríparas. Por ello es más propensa a sufrir los daños de las agresiones externas, y esto se ve reflejado en unos labios agrietados y secos.

La solución para tener unos labios perfectos en invierno es muy simple, solo hay que seguir estos tres pasos:

  • Exfoliar. Se puede realizar con un cepillo de dientes suave y humedecido. Con este utensilio procedemos a realizar un suave movimiento circular sobre nuestros labios. De esta manera exfoliaremos la piel dañada. Si queremos un mejor resultado podemos añadir vaselina y azúcar.
  • Hidratarlos. Un buen bálsamo labial es esencial para esta época del año.
  • Protégelos. Además de hidratar los labios es esencial protegerlos de los rayos ultravioletas, aunque sea invierno y pensemos que al estar nublado no nos puede perjudicar el sol estamos equivocados. Un bálsamo labial con protección SPF15 será nuestro mejor aliado.

Problema 2: La Piel.

El contraste del verano y el invierno en nuestra piel es bastante drástico visualmente hablando.

Vídeos destacados del día

Nuestra piel está más pálida, opaca y reseca.

Para remediarlo se recomienda utilizar siempre protección solar, más baja que la que utilizamos en verano, además muchas cremas faciales de día la incluyen ya para así cuidar tu piel en invierno e incluso bases de maquillaje.

Otra forma es llevar una dieta rica en antioxidantes y tomar vitamina E, que ayuda a regenerar y calmar la piel. Otra vitamina a incluir en tu dieta de manera moderada es la vitamina C de añadir luminosidad y  calmar la piel. O adquirir alguna crema facial que contenga estas vitaminas en tu rutina diaria  para la piel puede ser otro aditivo para ayudar a tu piel a mantenerse hidratada, sana, bonita y luminosa en invierno.

Problema 3: Moral baja.

La vuelta a la rutina, las pocas horas de sol, el clima, los cambios de temperatura… todo ello afecta a tu ánimo haciendo que te sientas más desganado en invierno.

Lo mejor que puedes hacer para combatir los bajones de ánimo es dormir bien, darte tiempo para ti misma, comer sanamente, relajarte y reírte.

Siguiendo estos consejos, el invierno será una estación más de la que disfrutar.