Aunque los expertos señalan que es recomendable evitar las bebidas alcohólicas, cada vez son más quienes rompen una lanza a favor de la cerveza. Las investigaciones apuntan a que un consumo responsable garantiza una serie de aportes a la salud y la estética gracias a los ingredientes que la componen: agua, lúpulo y cereal malteado. Un sólo vaso de cerveza aporta vitamina B y D, minerales, hidratos de carbono, antioxidantes, calcio, fósforo...y una buena noticia para las mujeres es que este vaso no tiene más de 84 calorías de las 2.000 que se recomiendan a diario.

La cerveza ayuda a nuestra salud cardiovascular elevando los niveles de colesterol “bueno” y a los huesos debido a su contenido en silicio, llegando incluso a prevenir la osteoporosis.

Asimismo, protege contra las #Enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer, ya que mejoran la memoria y la concentración. También combate la diabetes, pues recientes estudios en EEUU demostraron que cuando consumían cerveza (dos o tres cañas) reducían el riesgo de diabetes de tipo 2 hasta un 25% después de 4 años.

Otro factor positivo es que refuerza nuestro sistema inmune contra enfermedades infecciosas como un resfriado o el herpes. Previene enfermedades serias como el cáncer debido a un compuesto que se encuentra en el lúpulo llamado xanthohumol, que frena la aparición de células cancerosas. Además,  puede ser un gran aliado de nuestro estómago, ya que produce ácidos gástricos que permiten acelerar la digestión y evitar futuras úlceras. Agilizar el proceso digestivo supone decir adiós al estreñimiento con motivo de que la cebada es rica en fibra.

Vídeos destacados del día

Mejora la belleza

Quien bebe cerveza en su justa medida suelen conseguir una piel más joven y suave. De nuevo, es la cebada la responsable gracias a su ácido ferúlico que protege la piel del sol. Este ácido puede hallarse en otros #Alimentos como los tomates, pero es en la cerveza, y especialmente en las oscuras donde se absorbe una mayor cantidad de ácido ferúlico. De hecho, en Nueva York existe ya un spa de cerveza para que los clientes se puedan bañar en ella. En otros países como República Checa o Austria se aplica la bebida en forma de mascarillas faciales con el mismo fin.

Si queréis todavía más ventajas podemos mencionar la suavidad y brillo que aporta al cabello, o eso confiesa la actriz Catherine Zeta Jones, quien lo suele emplear camuflando su olor con perfume. Para unos pies molidos y fatigados no hay mejor solución que un buen barreño de cerveza fría para dejarlos reposar, ya que se relajan los músculos por las burbujas del gas, aunque es preferible usar agua con alguna sal mineral, pues el efecto es el mismo y los pies no quedan pegajosos. #Drogas