Recientemente, la agencia encargada de controlar los medicamentos y productos sanitarios (AEMPS), ha ordenado la retirada de los medicamentos Sentymax, Pusher y Aumva por contener entre sus principios activos uno de los componentes de la famosa pastilla contra la disfunción eréctil "Viagra".

Uno de los principales motivos ha sido que tanto Pusher como Aumva, ambos vendidos como complementos alimenticios, contenían entre sus principios activos sildenafilo y yohimbina, sin aparecer ninguno de ellos en la etiquetas y siendo considerados por tanto como medicamentos ilegales, puesto que su uso debería estar contraindicados en pacientes que hayan sufrido algún infarto, una angina de pecho o tengan problemas de tensión ya sea hipertensión o hipotensión, entre otras patologías.

Estos dos medicamentos ya habían sido denunciados anteriormente por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). Además,ahora la AEMPS alerta de que no solo son perjudiciales para personas que sufran de patologías previas sino que también podrían provocar reacciones adversas de diversa gravedad, desde infarto agudo de miocardio a angina inestable, a palpitaciones, taquicardias, o incluso  en los casos más extremos, la muerte súbita cardíaca.

Por ahora la yohimbina no está autorizada a estar presente en ningún medicamento de venta en España ya que entre sus efectos adversos podemos encontrar irritabilidad, insomnio, temblor, migraña, náuseas, vómitos o diarreas y problemas cardiovasculares como taquicardia. Sin embargo, no es raro encontrarlo formando parte de la composición de algunos medicamentos para disfunción eréctil en otros países.

Vídeos destacados del día

En cuanto al producto Sentymax, la AEMPS, ha destacado que contiene tadalafilo, un principio activo que actúa restaurando la disfunción eréctil al igual que el sildenafilo y con las mismas contraindicaciones.

Lo más curioso de todo es, que estas pastillas se estaban vendido como presuntos remedios naturales, haciendo creer ha muchas personas que eran mejor y "más sanas" que los medicamentos que necesitan receta médica.