La vitamina C siempre ha sido un remedio casero para prevenir los resfriados comunes y, tras estudiarla durante sesenta años se ha desmitificado su capacidad. Lo cierto es que un aumento de su consumo no garantiza ningún efecto preventivo en nuestro organismo, aunque sí es cierto que una gran dosis puede reducir algo la duración del resfriado y aliviar sus síntomas. Expertos médicos afirman que la vitamina C es fundamental para el material entre las células, sobre todo entre glóbulos blancos.

Lo que la gente suele desconocer es la fuente de este componente tan necesario para la defensa de nuestro sistema inmunológico. Además de las naranjas o las mandarinas, la vitamina C puede encontrarse en otras frutas no cítricas como la fresa o el kiwi, pero también en verduras como el pimiento (rojo y verde) el brócoli o el perejil.

Cabe destacar que el perejil es la opción más recomendada por nutricionistas españoles para suplir la falta de esta vitamina en el cuerpo.

Las últimas investigaciones han revelado que una persona que realiza deportes como correr o esquiar, y que viven en zonas altas y frías, deberían tomar la suficiente vitamina C a diario, de manera que sus posibilidades de enfermar pueden verse reducidas hasta un 50%. No se conoce la causa de este fenómeno pero se atribuye a un sobreesfuerzo unido a un intensa bajada de temperatura corporal. De hecho, suplementos de más de 200 miligramos diarios de vitamina C acortan la duración del resfriado en una media de un 14% en niños y un 8% en adultos. Dicho de otra manera, puede reducirse uno o dos días.

En cualquier caso, los médicos no recetan los suplementos debido a que los síntomas de malestar son leves y la cantidad de veces que una persona se constipa no suelen ser muchas.

Vídeos destacados del día

Algunas ventajas de la vitamina C son su precio, su seguridad y el hecho de que, tomada de forma desmedida no perjudica la salud, cosa que no ocurre con muchas vitaminas. Fuentes médicas señalan que es una cuestión de “probar”, y que por supuesto, hay otros factores determinantes como la alimentación, el ejercicio, abrigarse bien…

El primer remedio contra el catarro es evitar cambios bruscos de temperatura llevando la ropa de abrigo adecuada. Atención con quitarse la prenda en interiores y salir en manga corta a la calle, pues el frío y el sudor unidos son  una de las causas más frecuentes de resfriados. El no fumar o no dejar que los niños respiren el tabaco ayuda también bastante. Ingerir #Alimentos con vitamina C, como limones, limas y verduras de hoja verde, beber líquido con frecuencia; evitar lugares concurridos y mantener una buena higiene son otras alternativas que funcionan bien. #Enfermedades