El alimento del pecado para muchas de las personas puede ser beneficioso para nosotros, mejorando el ánimo y la salud. Siempre y cuando se tenga un consumo moderado del chocolate puede tener múltiples beneficios para la salud, son muchos los estudios que avalan sus increíbles beneficios, en especial los del chocolate negro.

Aquí tienes algunos de los beneficios que tiene este alimento, siempre que se consuma de manera moderada, para nuestra salud.

Asi que date un capricho mientras cuidas tu salud:

Ayuda a fortalecer el corazón

El chocolate, en especial el amargo, si es consumido de forma regular  puede ayudar a eliminar el colesterol malo en la sangre y la presión arterial.

Además según un estudio realizado en Suecia a más de dos mil mujeres, todas aquellas que consumían al menos 45 gramos de chocolate amargo durante la semana disminuían la posibilidad de tener un accidente cardiovascular en un 20%.

 Es bueno para la piel

Es rico en flavonoides y antioxidantes, gracias a ello ayuda a proteger la piel.  Además también posee catequinas y antioxidantes, al igual que el té verde, convirtiéndose en uno de los Alimentos con propiedades antioxidantes  que nos ayudan a mantener una piel mas joven

 Ayuda a levantar el ánimo

El chocolate incrementa la producción de serotoninas y endorfinas, las hormonas de la felicidad. Y gracias a la liberación de estas hormonas nos ayuda a ser mas positivos y felices. ¡Es ideal para levantar el ánimo!

 Puede agudizar la inteligencia

Así lo sugiere una investigación llevada a cabo por la Universidad de Oxford.

Vídeos destacados del día

En dicha investigación se analizó el desempeño cognitivo de mas de dos mil personas de entre 70-74 años. Los resultados constataban que los que consumían de forma regular chocolate obtuvieron mejores resultados

 Es bueno para la salud

Sin tomarlo en exceso el chocolate negro o amargo puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón y de cáncer. Los antioxidantes y flavonoides que lo componen son los respondables de estos beneficios para la salud