Es normal que con el paso de los años nuestra piel se vuelva menos elástica y menos tersa. Sin embargo, para muchas mujeres estos supone un gran trauma pues también supone que están haciéndose mayores. Si además de eso, te dedicas al mundo de la televisión o de la moda, parecer vieja puede ser un auténtico problema.

En nuestro empeño por parecer jóvenes eternamente, buscamos alternativas como la cirugía estética, sin embargo, ahora también podemos estar guapas sin necesidad de pasar por esa experiencia.

El invento en cuestión se llama Ultherapy, y supone la posibilidad de hacernos un lifting en rostro y cuello sin pasar por el proceso invasivo de la cirugía.

Este tratamiento no invasivo cuenta además con el apoyo de la FDA (Federación Americana del Medicamento).

En España ya hay algunos centros como el de Felicidad Carrera que ya lo ofertan entre sus múltiples tratamientos.

Pero ¿qué podemos conseguir exactamente con Ultherapy? Pues bien, entre otras cosas, podemos levantar pómulos y cejas o eliminar la temida papada. También está demostrada su eficacia contra la flacidez del cuello o el escote que suelen ser zonas tendentes a la flacidez. 

Ahora bien ¿cómo funciona? 

Ultherapy utiliza la técnica del ultrasonido, la cual consigue llegar a la capas más profundas de la piel y provocar un reacción a través del calor y la fricción celular que provoca que nuestra propia piel se reactive y renueve el colágeno que posee. A pesar de que las capas más profundas de la epidermis llegan a calentarse hasta los 65º, esta técnica no supone ningún daño ni provoca ningún tipo de reacción externa como rojeces o hinchazón. 

Lo mejor de todo es que este nuevo método solo dura 90 minutos y ya en la primera sesión puedes ver los resultados, aunque éstos se volverán mucho más visibles al cabo de 3 o 4 meses.

Vídeos destacados del día

Otro punto positivo es, que sus efectos duran alrededor de 9 o 12 meses dependiendo de las sesiones que nos hayamos dado.

Ultherapy no requiere ningún tipo de tratamiento posterior por lo que nos permite seguir con nuestra rutina normal desde el momento en el que terminamos la sesión.

Aunque en España esta técnica todavía no ha cobrado auge, en Estados Unidos son muchas las famosas que ya se han sumado a esta nueva moda y seguro que en España no tardarán. 

Pero esta no es la única técnica novedosa que existe para hacerse un lifting, también podemos encontrar el método de los hilos tensores que consiste en implantar unos pequeños hilos tensores a nivel subcutáneo para sujetar la piel y evitar que se caiga. Aunque este método sí requiere de anestesia y cirugía, sus efectos también son inmediatos y dura al menos 5 años.