El chocolate es uno de nuestros productos favoritos, entre otras cosas, por la gran cantidad de aditivos que contiene. Uno de los más conocidos por todos es la cafeína, aunque es la tebromina el componente químico que más nos atrae. También existen otros compuestos estimulantes como los ácidos grasos de feniletilamina y cannabinoides que edulcoran el chocolate dándole una textura cremosa y azucarada. Los expertos señalan que el aumento de la dopamina puede traducirse en las mismas hormonas que despiertan el apetito sexual en mujeres, de ahí que se diga que el chocolate es un buen sustituto del sexo.

Está comprobado científicamente que el chocolate no produce acné o migrañas como muchos afirman.

Pero en su justa medida, tampoco produce caries ni engorda, ni mucho menos es perjudicial para la salud. Si que es verdad que la ingesta de chocolate con leche o chocolate blanco (son los más azucarados en el mercado) en exceso puede ser perjudicial por el consumo de colesterol malo y azúcar, traduciéndose por tanto en Enfermedades relacionadas con la salud dental y cardiovascular. Lo que también es cierto es el siguiente dato: el chocolate no causa diabetes sino que incluso permite prevenirlo si se consume en una dosis recomendable.

Aporte del chocolate

En primer lugar, los flavonoides del cacao ayudan a mejorar la circulación sanguínea, por eso previenen enfermedades cardiovasculares, posibles derrames e incluso ciertos tipos de cánceres. Los polifenoles del chocolate combaten la oxidación del colesterol y suponen un refuerzo a las defensas del organismo.

Vídeos destacados del día

La ya mencionada teobromina, el triptófano o la cafeína, estimulan el sistema nervioso y ayudan a la concentración. La teobromina también ayuda a controlar la tos crónica. No hay que olvidar tampoco que el chocolate amargo es el más beneficioso de todos, que contiene un compuesto que estimula el desarrollo de los músculos y mejora la resistencia física.

Más negro, más puro

Los médicos recomiendan consumir unos 50 gramos de chocolate al día. Cuanto más negro más puro será, es decir: menos conservantes, colorantes y productos químicos tendrá en general, con lo que será más sano para nosotros. El exceso de polifenoles, flavanoles, azúcar y grasas saturadas acaban haciendo mella a la larga. No obstante, hay aún muchas incógnitas acerca de los componentes del cacao, por lo que poco a poco van surgiendo descubrimientos increíbles, como que los polifenoles pueden reducir el crecimiento de las células malignas propias del Cáncer de mama.