Las relaciones de pareja siempre vienen de la mano de miedos e inseguridades, desde las más duraderas, hasta las más recientes, normalmente acompañadas de comparaciones de relaciones anteriores, algo que jamás se debe realizar. Si una relación termina, hay que aceptarlo y no cargar con ese karma en las relaciones siguientes, por el hecho de que a nadie le gusta ser como “fulanito era”. Se debe tomar en serio la comunicación de pareja, gustos en común, fechas importantes, conocer el círculo de amistades de ambos, entre otras cosas similares, si omites estas pequeños elementos al inicio, por el hecho de que ella/él es nuevo en tu vida, estas alejando a tu posible compañero de vida muy rápido.

La comunicación, así como el amor y el respeto son los ingredientes fundamentales en cualquier relación de pareja. Hay que siempre tener en mente que las cosas jamás saldrán de color rosa ni tampoco perfecto. Lo ideal es hablar ante cualquier situación, tomar una decisión y pasar la página. Si vivimos con remordimientos y pensando en que en cualquier momento lo volverá hacer (porque te engañó hace unos meses, por ejemplo), no tiene sentido que continúes al lado de una persona que ya no te genera confianza.  

Se sinceró contigo mismo, reconoce tus errores, acepta y continúa con tu vida. A lo mejor estas dejando pasar una verdadera oportunidad para ser feliz. Acepta a tu paeja ta y como es, las características de cada persona de acentúan con el tiempo, así que es mejor conocerse y aceptarse que intentar cambiarse.

Vídeos destacados del día

 Al vivir una relación plena y duradera, descubrirás también muchas cualidades y defectos en ti que antes ni sabias que existían y no solo hallaras nuevas características en ti, sino, también en tu pareja, míralo con atención y aprende cuales son los detalles que necesitan mejorar, cuando jalar la soga y cuando aflojarla para que todo funcione. Como mencionaba antes, no todo es perfecto, pero puede funcionar muy bien.

  De igual modo, las decisiones es algo que deben tener claro, es muy importante la privacidad que ambos puedan tener  y dejar claro que más nadie se debe entrometer en su relación de pareja, y esto va con la familia de ambos, muchas veces por su gran disposición de ayudar terminan tomando decisiones que ni tu ni tu pareja habían considerado tomar. Eso sí, no entres en discusiones que más tarde será incomodo aclarar. Así mismo deben resolver los inconvenientes, una pareja debe ser capaz de reconciliarse después de haber tenido una acalorada discusión, dejando atrás las recriminaciones y lamentos. Si no logran superar la adversidad la calma no llegara.   

Y la cereza del pastel es el buen sexo, si eso comienza a declinar, también lo hará tu relación, dedícale tiempo a tu pareja y a estar a solas con ella/el, sean creativos y asegúrate de tener una sana y responsable vida sexual. #Amor a prueba #Sexualidad