Nos encontramos a dieta, hemos perdido algún que otro kilo ¡bien! pero, algo falla. Y es que, no perdemos lo esperado o la reducción se ha detenido de forma inesperada por alguna razón que desconocemos.

¿Qué hago mal? Es una cuestión natural en estos casos. ¿Qué es lo que falla entonces?

Hay ciertos alimentos que ingerimos que no son tan saludables como podemos pensar en un principio y a simple vista y lo que es peor, si nos excedemos pueden causarnos efectos que no esperarnos entre otros problemas.

Muchos de ellos llevan una razón principal muy común, como es la de que contienen un alto contenido de azúcares. Y es por ello que hay que ser previsor y tener amplio cuidado en nuestras comidas o en el picoteo entre horas.

¿Qué Alimentos hay que considerar con sumo cuidado?

Zumo de frutas sin pulpa:

Ya bien porque lo compres en una tienda o lo elabores en casa, suele ser muy práctico y común quitarle la pulpa. ¡Error! no deberíamos deshacernos de la pulpa cuando es algo esencial y su importancia es debido a que ella es la que contiene las vitaminas y nutrientes necesarios para nuestro organismo. Quitando la pulpa, lo único que estamos tomando son azúcares en exceso.

Barritas de cereal:

Elaboradas en casa son ideales, perfectas para picar entre horas. Además la satisfacción de hacerlo uno mismo siempre es muy grata. Pero las compradas en tienda, no son para nada lo que prometen, pues en su mayoría contienen muchos azúcares y calorías que por supuesto, deberíamos de evitar a toda costa.

Yogur con complementos

Aquellos que vienen con tropezones de fruta, con cereales y demás complementos.

Vídeos destacados del día

Sí, están deliciosos e inclusive son irresistibles al ojo pero, estos complementos no son más que un valor añadido de azúcar para nuestro organismo que nuestra dieta no agradecerá, sino todo lo contrario.

Alimentos Integrales

Lo recomendable es que los hagas en casa, que te asegures de que las harinas que utilizas son integrales y no refinadas. En su gran mayoría, lo que venden en las tiendas contienen añadidos de todo tipo entre otros, harinas refinadas mezcladas con la harina integral, nada beneficioso para ti en tu dieta. ¡Cuidado!

Leer las etiquetas que llevan los envases, debería de ser una labor previsora, para cuidar tu alimentación y salud.