Cepilla tu cabello todas las mañanas:

Es importante hacer esto cada mañana cuando te levantes, para desenredar el pelo después de haber estado durmiendo toda la noche, y así lo tendrás más brillante, y te verás más bonita y no estarás echa una desastre, mientras desayunas.

Y cepíllalo antes de acostarte:

Cuando vayas echarte a dormir vuelve a cepillarlo para quitar todos esos nudos del todo el día, así por la mañana no te levantaras con los pelos como una bruja. ¡Y no creo que quieras asustarte cuando te mires al espejo!

Utiliza un cepillo de cerdas suaves:

Si quieres tener un cepillado suave y sin dolor, que mejor que usar un cepillo con las cerdas suaves, porque si lo haces con un cepillo metálico te harás más daño, ¡y no te lo recomiendo!

Nunca corras para cepillarte el pelo:

Que te cuesta cuidarte un poco el pelo, vete despacito y con suavidad a la hora de pasarte el cepillo, trátalo con cariño y mucho mimo, porque si lo haces rápido acabaras rompiendo el cuero cabelludo, ¡y no creo que te guste ver cómo tu pelo cae a cachitos mientras te pasas el cepillo! Qué horror!

No te laves el cabello todos los días (a no ser que lo tengas graso deberás lavarlo cada dos días):

Depende como tengas el pelo, si tienes el pelo seco y algo grueso lávalo cada tres días, pero si lo tienes fino y grasoso lávalo cada dos días, ¡pero nunca todos los días, puedes acabar estropeándote el cuero cabelludo!

Explora nuevos cambios de look:

Es bueno cambiar de estilo, ¡para no tener el mismo corte del pelo toda la vida!, no es bueno para el cabello, porque después cuando quieras cambiar, tu pelo estaría acostumbrado a ese look y no puede ser, ¡así que cambia de corte siempre que puedas! Tampoco digo que lo hagas cada dos días, pero si cada 6 meses por lo menos.

Una coleta para soñar:

Ponerte una coleta para dormir sirve para que por la mañana tengas menos enredos, y así no tendrás que tirar tantos tirones, ¡ay duele a horrores!

 

¡Espero que con estos consejos te haya ayudado! ¡No dejes de hacerlo!

 

 

 

 

  #Google #Calidad de vida