Solemos estar tan acostumbrados a tener un ritmo frenetico de vida que damos por sentado que estar cansados es normal, en especial en esta época del año. 

Sentirse cansado o agotado puede ser causa de unos malos habitos o costumbres, que pueden rectificarse y mejorar nuestro estado de animo, llenarnos de energía y ayudar a nuestra #Calidad de vida.

No bebes suficiente agua

Una buena hidratación puede tener un impacto tanto en nuestro estado de ánimo como en tener un buen nivel de energía.

La deshidratación hace que nuestro corazón sea menos eficiente. Esto reduce la oxigenación en sangre y el aporte de nutrientes a nuestros músculos y organismos.

Una buena solución, si se te hace pesado beber agua, es añadir sabores sin azúcar al agua, ya sea de limón, pepino, kiwi… O incluso Infusiones, que muchas de ellas también son beneficiosas como el té verde

Te saltas el desayuno

Las comidas son importantes, ya que son las que aportan energía a nuestro cuerpo. Incluso dormidos consumimos energía, por lo que es importante desayunar todos los días, para recargar las pilas y afrontar el día con energía.

Comes demasiada comida basura

Generalmente la comida que compras en los restaurantes de comida rápida es rica en azúcares y carbohidratos simples, es decir, te aportan un alto nivel de carbohidratos que se convierten en azúcares en sangre. Este aumento del azúcar en la sangre puede ocasionar fatigas.

Te saltas el ejercicio

Generalmente, cuando nos sentimos muy cansados nos saltamos nuestra rutina de ejercicios o realizamos menos actividad física debido a la creencia de que así gastamos menos energía.

Vídeos destacados del día

Sin embargo, el efecto es totalmente el inverso.

Las personas que ejercitan de manera regular fomentan la fuerza y la resistencia, además de beneficiar al sistema cardiovascular.  Merece la pena hacer un esfuerzo o ejercicio aunque sea veinte minutos al día, por muy duro que haya sido el día, ya que esto nos aportara energía.

Abusas de la cafeína

La cafeína puede causar trastornos del sueño y esto puede producir un desorden serio en nuestro descanso. Hay estudios que revelan que consumir cafeína 6 horas antes de irnos a dormir afecta a nuestro descanso. Por ello es preferible reducir la cantidad de cafeína a partir de la hora de comer. #Medicina natural #Mujer