Ya conocemos la sabiduría que tiene la naturaleza, así mismo como es de complejo nuestro cuerpo en cada situación. Pero siempre se ha dicho que para todo hay truco y a sabiendas de ello, cuando aprendemos utilidades prácticas, no hay dolor ni síntoma que pueda vencernos.

La sal, es un producto que todos tenemos en nuestros hogares, económico y con amplia variedad de usos. También sirve para aliviar síntomas y dolores y hoy os vamos a hablar de ellos. Os encantará conocerlos.

Caspa

Cada vez son más las personas afectadas que poseen caspa en su cabello. Es algo natural que todos en alguna ocasión pasamos y algo por lo que no debes alarmarte en exceso.

Pues, como todo, tiene solución además muy práctica y sencilla.

Cuando se tiene caspa, se nota que el cabello se reseca y es mucho debido al uso frecuente y excesivo de productos industriales (champús) que prometen eliminar la caspa. Por ello hoy os traemos un remedio a base de sal y agua que os ayudará a reducir y/o eliminar la caspa.

¿Qué necesitamos?:

  • 50 gramos de sal
  • 3 gotas de aceite del árbol del té
  • 500 ml de agua ‘’tibia’’

El cabello debe estar seco para iniciar este tratamiento. Después aplícate en la mano los 50 gramos de sal y masajéate con cuidado y suavidad y toques energéticos por todo el cuero cabelludo. La sal se tiene que impregnar bien en tu piel.

A continuación, hechas las gotas de aceite en los 500 ml de agua tibia y mojarás tu cabello bien con la mezcla. Y así lo dejarás actuar durante 15 minutos.

Vídeos destacados del día

Ahora aclaras bien y aplicas tu acondicionador.

  • Es recomendable hacerlo mínimo una vez por semana.

Inflamación de garganta

Ahora en la época en la que estamos, es muy habitual sentir molestias en la garganta. Tenerla inflamada es un síntoma común en la entrada otoño – invierno y es por ello que hoy traemos un remedio a base de sal y agua también, para combatir esa inflamación y molestias con éxito.

Partimos de la base anterior con agua y sal

  • 1 vaso de agua de aproximadamente 200 ml
  • 1 cucharadita no muy colmada de sal (la de café o té) aproximadamente 5 g

Incorporamos los 5 gramos de sal en un vaso de agua y lo removemos bien hasta que esté completamente disuelta.

Se hace tomas cortas y gárgaras durante aproximadamente 10 minutos. Recuerda NO tragar el agua.

  • Se recomienda repetir este proceso de 3 a 4 veces al día.