El cacao es bueno para el corazón y eso se debe a su presencia en flavanoles.

¿Qué acción tienen sobre nuestro sistema cardiovascular? Cuando nos hacemos mayores nuestro corazón también envejece y hace que pierda flexibilidad. Los flavanoloes le ayudan a recuperarla y además evitan la sobrecarga que se da con el paso de los años. También consiguen que las arterias y los vasos sanguíneos puedan expandirse más fácilmente. 

Todo esto se traduce en que disminuye el riesgo de padecer ciertas enfermedades cardiovasculares como la hipertensión o enfermedades cardíacas coronarias y problemas relacionados con la rigidez de los vasos. 

El problema es que los flavanoles que se encuentran en el cacao muchas veces se acaban destruyendo cuando se manipula el cacao para hacer productos alimenticios industrializados.

Es decir, que no todos los cacaos tienen este efecto protector del corazón porque han perdido los flavanoles. Es por eso que debemos buscar siempre cacao natural o que tenga un alto contenido en esta sustancia vegetal si queremos ayudar a nuestros corazones. 

En un estudio en el que se comparaba gente que tomaba flavanoles y gente que no lo tomaba se vio que se había reducido el riesgo de hipertensión gracias al efecto vasodilatador de esta sustancia en más del 30% de los casos tanto en personas jóvenes como de la tercera edad.

Es más, en el estudio realizado por la doctora Malte Kelm de la Universidad de Düsseldorf (Alemania) pudieron comprobar que en personas con riesgo a padecer enfermedades por consumo de tabaco también había resultados positivos en cuanto al consumo de cacao. En tan sólo 28 días se había producido una vasodilatación en el 21% de los casos. 

Otro aspecto positivo es que también se reducen los niveles de colesterol malo, que a su vez, influyen en el buen funcionamiento de nuestro corazón.

Vídeos destacados del día