Los científicos han sabido desde hace  mucho tiempo que las enfermedades que están relacionadas con la edad están relacionadas con una peor calidad del matrimonio, pero exactamente el por qué, todavía no ha quedado claro. De acuerdo con un nuevo análisis, la intimidad sexual es el vínculo que mantiene a la pareja unida y fuerte frente a  los tiempos difíciles, y la falta de sexo puede dificultar y empeorar las cosas.

Los resultados de un estudio indican que la intimidad sexual puede hacer que las parejas mayores de edad se sientan bien, incluso cuando existan problemas de otra índole, si los enfrentan unidos y con un buena relación sexual, está garantizada una calidad de vida más saludable y duradera.

Entre las parejas de más edad, las enfermedades físicas pueden debilitar un matrimonio, pero el mantenimiento de una vida sexual sana podría ser una diferencia de cómo exitosamente ambos pueden enfrentar las enfermedades, indica un estudio reciente.

Los resultados "explican que puede ser importante el hecho de  permanecer sexualmente conectados para protegerse" la calidad de un matrimonio, dijo la autora principal Adena Galinsky  investigadora de la universidad de Chicago en el Center on Demography and Economics of Aging.

Después de analizar los datos de comportamiento y costumbres de 732 parejas, que abarcan 1464 personas, la mayoría de los cuales entre 65 y 74 años de edad, Adena Galinsky y un colega se han encontrado que la frecuencia de la actividad sexual estaba ligada a la calidad de la relación y a la salud.

Vídeos destacados del día

"Este artículo ayuda a contribuir a nuestra comprensión de por qué la mala salud se asocia con la mala calidad del matrimonio", dijo Amelia Karraker, becaria postdoctoral en el Population Studies Centerde la Universidad de Michigan en Ann Arbor, que no está relacionada con el estudio.

Adena Galinsky es una investigadora de actividad sexual y salud psicológica y mediadora de la relación entre la salud física y calidad civil,  del Departamento de Sociología de la Universidad de Chicago, Illinois (EE.UU.). #Jubilación #Investigación científica