Las mujeres tenemos billones de microorganismos en el aparato reproductivo. Se trata de las bacterias y podrían ser la clave para predecir los nacimientos prematuros cuando estamos embarazadas. Los partos prematuros no son algo anormal en hoy en día, en EE.UU uno de cada 9 nacimientos es un parto prematuro. Y puede evitarse vigilando las bacterias de las madres. Estos microorganismos cubren cada superficie de nuestro cuerpo, por dentro y por fuera, y son únicos para nosotros - como las huellas dactilares.

Los resultados de un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, revelan microbiomas - comunidades de microorganismos - que son significativamente diferentes en las mujeres que van a dar a luz de forma prematura.

Hablamos de parto prematuro cuando los bebés nacen antes de que se completen las 37 semanas de gestación. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que cada año nacen 15 millones de bebés prematuros en todo el mundo, y además dicen que este valor no parece que vaya a disminuir con el tiempo sino a incrementar. Muchos de estos nacimientos tienen complicaciones que acaban con la muerte de los pequeños antes de que lleguen a tener 5 años. Y es más, muchos de los Niños prematuros que sobreviven suelen tener problemas de salud más adelante. La revista Medical News Today publicó recientemente un artículo en el que hablaba de cómo los bebés prematuros pueden tener un mayor riesgo de padecer trastornos del desarrollo neurológico, enfermedades relacionadas con la gripe e incluso son más introvertidos cuando son mayores.

Vídeos destacados del día

Y no se trata de un hecho aislado sino que es algo a nivel mundial. Las posibles causas de que se produzcan estos nacimientos antes de hora son que la madre sufra alguna infección, los embarazos múltiples e incluso si la madre sufre hipertensión, diabetes o estrés. Aunque la OMS también asocia muchos de los casos al consumo de sustancias como el alcohol o el tabaco. "Queríamos desarrollar una comprensión básica de lo que ocurre con el microbioma humano durante el embarazo, tanto en las mujeres que dan a luz, como en los bebés sanos y en aquellos que nacen antes de tiempo."

En el estudio participaron 49 mujeres embarazadas, 15 de ellas tuvieron un parto prematuro. Se les recogían muestras semanales de microbios en las heces, la saliva, el tracto reproductivo, los dientes y las encías.

Los resultados de dichos estudios nos muestra que las mujeres que tenían menos cantidad de Lactobacillus vaginales tenían un mayor riesgo de que el bebé naciera antes de lo previsto. Esta bacteria es buena para el organismo ya que produce la vitamina K y aminoácidos. Aparte de esta reducción de Lactobacillus había también un aumento en los niveles de otras bacterias, Gardnerella y Ureaplasma

"Estos resultados nos pueden ayudar a detectar, identificar y predecir las mujeres que tienen más probabilidades de tener un bebé que nazca antes de tiempo", dice el profesor Relman.