Durante muchos años la dieta mediterránea ha sido objeto de todo tipo de elogios, pese a ello no debemos creer que es la única saludable, a continuación te vamos a enseñar estas dos dietas que están causando sensación.

Dieta Nórdica: 

La población nórdica tiene fama de esbelta y bella, a ellos contribuye una alimentación bastante más rica en pescado que ayuda y mucho. La comunidad científica mediante estudios realizados en hospitales con pacientes ha constatado que hay un 40% menos de enfermedades como las coronarias, diabetes u obesidad.

Los cereales de tipo integral, así como la verdura y frutas frescas como las bayas, son algunos de los protagonistas de una dieta que pone en valor la importancia del pescado, la fruta y la verdura combinada en su justa medida y que da unos resultados visibles.

LOS SECRETOS DE LA DIETA NÓRDICA:

  • Fibra: Nos ayuda a mantener nuestras tentaciones lejos gracias a la sensación de saciedad que nos transmite. El trigo de tipo integral es el más recomendado pues nos triplica la fibra. El pan de centeno debería ser básico si queremos seguir esta dieta, es bueno para nuestro tránsito  y encima ayuda a que no acumulemos grasas.
  • Más pescado y por encima de la carne roja: Se come mucho pescado azul, estando su consumo por encima del destinado a la carne, se puede consumir carne a la plancha que contiene bajo índices grasos.
  • Bayas: Las bayas rojas y moradas se recomiendan especialmente para merendar, contienen una elevada cantidad de antioxidantes, tendremos un aliado que nos ayudará a disminuir la posibilidad de accidentes de tipo cardiovascular que tantas muertes y enfermedades causan.
  • Cánola: El aceite que se utiliza más profusamente en estas tierras es rico en grasas monosaturadas que ayudan a la salud de nuestro corazón. En caso de que se nos haga difícil encontrar este tipo de aceite, podemos sustituirlo por el aceite de oliva virgen extra, que como todos sabemos es magnífico para la salud.

Ahora solo queda que te animes a probarla y testar si funciona, lo que está claro es que sus hábitos saludables (es una población que acostumbra a realizar mucho deporte), sumados a los productos de su dieta que te hemos contado son una buena arma para mantener una buena salud y reducir la ingesta de calorías innecesarias.

Vídeos destacados del día