El café, esa bebida que a muchas personas no les puede faltar, a horas punta tales como el desayuno, para comenzar con buen pie, o quizás otras horas en las que requieren la cafeína para continuar su jornada laboral.

 

Suena un tanto curioso, con qué facilidad se extienden las modas, y con qué alta repercusión las aceptan y acogen las personas día a día. Por ello hoy, hablamos de una moda que se ha ido extendiendo hace un tiempo en Estados Unidos, y ya pasa por un sinfín de rincones de nuestro planeta.

 

Se trata de Café con un añadido de mantequilla. Una bomba calórica que si bien es cierto que su sabor es peculiar y, para muchos delicioso, ya que, la mantequilla perfectamente se podría tomar como un sustituto idóneo para el azúcar, pero ello no quita que sea un complemento alimenticio o un desayuno, de 450 calorías.

Bastantes si suponemos que es sólo el café, y no sería nada factible, añadir algo más al desayuno.

 

Pero si nos remontamos un poco al inicio y nacimiento de esta modalidad para consumir café, nos vamos a Sillicon Valley, cuando un ejecutivo llamado David Asprey, en uno de sus viajes al Tíbet, descubrió esta combinación y lo asombró desde que inicio a saborear dicho café. Él hizo la petición de la misma receta, para así, poder comercializarla en su página web, y el éxito fue indudable. Además de que generó muchísimo interés en su consumo.

 

Ahora bien, ¿sabemos qué tan sano es? Analicemos un poco:

 

Su nivel de calorías, es alto como hemos mencionado anteriormente, y, todo en parte, es consecuente a la cantidad de mantequilla que se le aplica, y, siempre se destacó que no debería ser una mantequilla básica, normal y de las que no nos importa su procedencia, no, debe ser de buena calidad y con las que obtengamos omega-6 omega-3 y vitamina k.

 

También es destacable decir, que a la mantequilla se le aplican gotas de aceite de coco y que el café escogido debe ser de procedencia orgánica, sin toxinas.

Vídeos destacados del día

Se dice que un café de este estilo, en Estados Unidos lo llaman y piden como bulletproof coffee y su precio no baja de los 6 dólares. Por eso destacan la importancia de elaborarlo en casa.

 

Sin embargo, cabe destacar que este café si tiene un beneficio notable en su consumo después de varios días, y es que, nos activa el estado de ánimo y actúa como potenciador de nuestra memoria.

También nos sacia si lo desayunamos y esto ayuda sustancialmente a no caer en la tentación de picar entre horas. Lo cual también se han conocido casos en los que, gracias a que sacia, han perdido varios kilos de más. Con lo que también lo recomiendan incluir en una dieta. Un capricho que hará que no sea tan tediosa, sin duda. #Enfermedades #Alimentos