Salud pide prudencia y sobre todo no perder de vista a los Niños, ya que los menores de 5 años, protagonizan una cuarta parte de los accidentes.

Desde el 1 de junio y hasta el 14 de julio, se han registrado 94 asistencias por riesgo de ahogamiento en medio acuático, sobre todo playas y piscinas por parte del SEM (Sistema d'Emergències Mèdiques). Son prácticamente el doble que el año pasado, en el mismo período y por este motivo, el Departamento de Salud ha pedido extremar la prudencia y utilizar el sentido común.

Una cuarta parte de estos incidentes, 21, están protagonizados por niños menores de 5 años, y sobre todo en piscinas privadas.

Por ello, el consejero Boi Ruiz ha pedido "vigilar" a los niños en todo momento. Salud atribuye los datos al calor que ha provocado más presencia de población en las playas y ha hecho que los ciudadanos pasen muchas más horas en el medio acuático.

Según los datos recogidos por el Servicio de Emergencias Médicas, se han dado 94 asistencias, y en 12 ocasiones, la víctima ha muerto, mientras que el mismo periodo del año pasado, entre el 1 de junio y el 14 de julio, sólo se habían dado 51, con un resultado de 11 defunciones. La mayor parte de estas alertas se han dado en playa, en 53 ocasiones, y 36 más en piscinas, mientras que los ríos, sólo se han producido 5 accidentes. El Departamento de Salud alerta de este aumento y pide extremar la prudencia en las conductas de los ciudadanos y justifica esta crecida con el hecho de que las temperaturas han sido altas y por tanto, mucha más gente ha ido a las playas, multiplicando la asistencia or 10, y en las piscinas y se ha estado mucho más tiempo.

Tal y como ha detallado el director del SEM, Francesc Bonet, el 70% de estos incidentes han tenido lugar en piscinas privadas sin vigilancia.

Vídeos destacados del día

Bonet también ha destacado el aumento de los accidentes en personas jóvenes y lo ha justificado con el hecho de que este colectivo suele hacer "actividades por encima de sus posibilidades", y muchas veces practican el baño en zonas no permitidas, en espigones, rocas y áreas de corrientes. Bonet ha recordado que no hay que tener miedo al mar pero sí "respeto" aunque sea el mar Mediterráneo.

Teniendo en cuenta que estos datos son solo desde principios de verano y que quedan muchos días de playa y piscinas por delante, Ruiz ha reclamado "baño seguro" y "prudencia" a cualquier espacio ya sean las playas, los ríos, los embalses o las piscinas.