A pesar de no estar todavía dentro del período canicular que en nuestro hemisferio abarca del 24 de Julio al 24 de Agosto, una ola de calor procedente de África azota toda Europa y debemos saber cómo protegernos para evitar deshidratarnos y el tan temido golpe de calor. Según todas las previsiones estamos ante el trimestre más caluroso de los últimos años y por lo tanto además de tener paciencia necesitas saber como afrontarlo.

Consejos prácticos para superar la ola de calor

Mantén fresca tu casa:

  • Si estás trabajando fuera necesitas encontrar tu casa a una temperatura conveniente cuando regreses y para ello debes dejar bajadas las persianas de las ventanas expuestas al sol.
  • Cuando estés en ella abre las ventanas a primera y a última hora del día. Provoca corrientes de aire cuando la temperatura exterior sea baja. En las horas en que es más alta mantenlas cerradas.

Refréscate:

  • Ocupa las habitaciones más frescas de la casa y procura tener a mano algún ventilador para hacer que corra el aire.
  • Pon brazos y muñecas bajo un chorro de agua fría siempre que puedas para que baje tu temperatura corporal.
  • Dúchate si es posible más de una vez al día, pero no utilices gel más que en la primera ducha o vas a desproteger tu piel.
  • Si estás de paseo por la ciudad, aprovecha para visitar los grandes almacenes o sitios públicos con aire acondicionado y no salgas de casa sin una botella de agua fresca en el bolso.
  • Es mejor que no pises la calle en las horas de más calor, si lo haces no te expongas al sol. Procura utilizar gorro o sombrero y si tienes la piel delicada una sombrilla o un paraguas.

Bebe mucho:

  • Con el calor es fácil deshidratarse. Debes beber unos 2 litros de líquido al día, sobre todo si estás en la calle. Agua y zumos naturales, nada de bebidas con gas ni alcohol que favorece la deshidratación. Comer sandía, melón o cítricos es una buena solución.

  • Evita las bebidas con cafeína o muy azucaradas que aumentan la secreción de orina y te hacen perder líquido excesivamente.

Come ligero:

  • Nada de comidas copiosas o grasas para evitar las digestiones pesadas que con el calor pueden jugarte una mala pasada.
  • Prioriza las ensaladas de todo tipo, pescados, carnes a la brasa y fruta fresca. Aprovecha para tomar entre horas gazpacho o salmorejo. Te llenarán de energía y rehidratarán tu organismo.

Si te cuidas no vas a tener problemas para superar esta ola de calor y aprovechar el verano.

Debes estar muy atento sobre todo con los Niños y las personas ancianas, que tienen dificultades para regular la temperatura corporal. No dejes que se expongan al sol cuando las temperaturas sobrepasen los 30 grados.

Si observas que les duele la cabeza, tienen fiebre, vértigos o nauseas y una gran fatiga, pueden ser los síntomas de un golpe de calor y debes llamar rápidamente a urgencias para evitar consecuencias fatales. Mientras llegan proporcionales aire fresco y agua.