Según un comunicado de la Universidad de Nueva Gales del Sur, un grupo de científicos de esta misma Universidad, ha dado con la clave para tratar con efectividad, el tipo de leucemia infantil más agresivo y común, la leucemia linfoblástica aguda tipo T-ALL .

Se trata de un nuevo fármaco llamado PR-104 que tras meses de experimentación en laboratorios, ha sido la clave que dará la luz al tratamiento de uno de los 3 tipos de leucemia linfoblástica aguda, concretamente, la leucemia linfoblástica aguda tipo T o también la llamada en el entorno científico: T-ALL.

Este es, un tipo de Cáncer de la sangre en el que se producen cantidades excesivas de linfocitos inmaduros (linfoblastos).

Las células cancerosas se multiplican rápidamente y desplazan a las células normales de la médula ósea, el tejido blando del centro de los huesos dónde se forman las células sanguíneas.

La leucemia linfoblástica aguda es el cáncer más común que ataca a los Niños y en un 15% de los casos, éstos son afectados por el subtipo agresivo conocido como T-ALL, que es el que menos responde a las terapias y tiende a causar recaídas. En España, se diagnostican 30 nuevos casos por cada millón de habitantes y año. La mayoría de estos casos, se diagnostican cuando los niños tienen entre 2 y 5 años de edad.

Los investigadores de la Universidad de Nueva Gales y del Instituto de Cáncer Infantil: Richard Lock y Donya Moradi Manesh, han sido las personas responsables de los experimentos realizados con el PR-104.

Vídeos destacados del día

No ha sido todo esto fruto de la casualidad, sino de los 10 años de pruebas realizadas anteriormente a este hallazgo y tras probar con 70 fármacos distintos que no han sido lo suficientemente válidos para que muchos pacientes que se beneficiaron de tratamientos convencionales contra los T-ALL, después no funcionaran bien, con el consecuente problema de encontrarse con la recaída de los pacientes.

En estos momentos están examinando la biología molecular del AKR1C3 para averiguar por qué las células T-ALL registran niveles altos de la enzima y para poder determinar que activa a otras células cancerígenas, las B, también llamadas LLA Burkitt-like.

El sueño y meta de estas investigaciones que empiezan por fin a dar sus frutos es erradicar los tres tipos de leucemia linfoblástica aguda y la esperanza es que este medicamento se pueda aplicar en todos ellos.

Esperemos que este sueño se logre muy pronto.