Esta dieta consigue muy buenos resultados y más en estos periodos vacacionales donde se buscas efectos a corto plazo, pero para poder llegar a buen puerto además de un sacrificio, necesitas saber bien lo que comes y hacerlo supone contar con la seguridad de que la dieta no perjudicará a tu salud. El peso y las dietas nunca deben suponer un trastorno para nuestra salud, recordemos que si queremos bajar kilos es para sentirnos mejor no para perjudicarnos.

Una vez aclarado esto, vamos a comentaros lo que debéis comer y como para que sea llevada con éxito:

La dieta de choque debe acompañarse siempre de ejercicio moderado (salir a andar o correr), así bajaremos calorías y nos sentiremos bien merced a las endorfinas que se segregan al hacer ejercicio, además de esto es bueno para nuestra mente.

Reglas:

Desayuno: La primera comida del día, en una dieta como esta hay que olvidarse de la idea de hacer un buen desayuno, será espartano y contará con leche descremada o un té. Debemos tener en cuenta que el azúcar no existirá en nuestra desayuno, si quieres endulzar un poco tu desayuno para que no se te haga cuesta arriba puedes recurrir a la sacarina o la stevia. Puedes completar el desayuno con una fruta baja en calorías como el kiwi, manzana o naranja. Olvídate del pan y los cereales y debes beber mucha agua, importantísimo.

Comida/Almuerzo: Tanto el pan como las legumbres quedan desterradas, deberás tomar puré o sopa de verduras de brócoli, repollo, espinacas etc. Pollo hervido o pescado en la misma forma serán tu aporte proteico. Se puede añadir ensaladas con verdura cruda, admitiendo solo un poco de limón y sal como aderezo.

Vídeos destacados del día

Nada de aceite en la ensalada e imprescindible de nuevo beber agua durante la comida (mínimo dos vasos grandes de agua).

La cena: Mismo tipo de alimentos que en la comida e incluso si puedes reducir un poco la cantidad mejor que mejor, tanto sopas como ensaladas acompañadas de pollo o pescado hervido serán tus grandes aliados, así como  el agua (no te olvides de ella).

Una pequeña ayuda si se te hace cuesta arriba será acudir a los cacahuetes o a las palomitas de maíz sin mantequilla. Mucha suerte en tu dieta y con determinación y fuerza de voluntad se puede conseguir todo