Según un estudio científico publicado en la revista Epidemiology, y también disponible online, gracias al Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, "las personas consumidoras de cannabis o marihuana, son menos propensas a padecer diabetes."



El estudio, publicado también en la web Growlandia, fue realizado en el Departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Universidad Estatal de Michigan. Pero, ¿en qué consistió dicho experimento? ¿cómo llegaron los investigadores a esa conclusión?


Al parecer, gracias al estudio los investigadores descubrieron que los pacientes que consumían cannabis o con antecedentes de consumo cannábico, tenían un 30% menos de probabilidad de desarrollar diabetes, en comparación con los pacientes que no habían consumido nunca cannabis.


Método utilizado en el estudio: para cada participante se realizaron autoentrevistas asistidas por ordenador, evaluando el fumar cannabis y si había sido diagnosticada por el médico diabetes mellitus; las Encuestas Nacionales de Salud y Nutrición proporcionan valores de biomarcadores adicionales y un diagnóstico de la diabetes compuesto. Así pues, los análisis de regresión produjeron estimaciones sobre la relación cannábico-diabética.

En los estudios preclínicos realizados en animales, se relaciona el cannabis con la hiperfagia, obesidad y resistencia a la insulina. Los datos epidemiológicos (según el estado de la piel), sin embargo, sugieren una asociación con el tabaquismo. Es más, los mismos científicos afirmaron que es una prueba con mayor peso que las realizadas anteriormente, pues aseguran: "La evidencia actual es demasiado débil para una inferencia causal, pero ahora hay una base de pruebas más estable para nuevas líneas de investigación clínica traslacional sobre un posible efecto protector (o espurio) de fumar cannabis frente a la diabetes mellitus, según se sugiere en la investigación previa".



No cabe la menor duda de que absolutamente todo tiene un lado bueno, o si no cómo olvidar el último estudio realizado sobre las "ventajas de fumar tabaco", pero en este caso, ¿tú qué opinas de esta aportación científica?