Este lunes en el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus, donde se esta llevando la investigación del "caso Innova", se iniciará el juicio. La pregunta que se plantea es, por qué los facultativos y el hospital, no dieron conocimiento al AEMPS de lo que estaba ocurriendo con sus prótesis implantadas en pacientes.



La AEMPS es la máxima autoridad que existe en España en materia de seguridad y calidad en lo que a medicamentos y material médico se refiere. De ahí que el desconocimiento por parte de esta agencia de lo que ocurría, este siendo investigado.



Ahora todo se centra en dos médicos como posibles responsables de no alertar sobre las prótesis de Traiber. (Recuerden que son las prótesis que en su día se implantaron estando caducadas y que han derivado en numerosos problemas de salud para pacientes que las llevan).



Estos daños en pacientes comenzaron seis meses antes de que se lanzara la alerta por la AEMPS avisando de la retirada de estos productos de todos los hospitales españoles. Ya el año pasado salto la alarma cuando un paciente ante los dolores que sentía tan solo un mes después de su intervención, debió pasar de nuevo por quirófano y el médico que le trató en esa segunda operación en la que observó el deterioro de la pieza implantada no lo comunicó al sistema de alertas sanitarias. Esto ocurrió justo en mayo de 2014.



Algunos de los pacientes perjudicados con el tratamiento, intentan recuperarse.

Tal es el caso de este paciente que tenía localizada la prótesis de Traiber en su rodilla, implantada nueve años antes. Varias pruebas que se le realizaron dieron como resultado que la pieza implantada debía ser reemplazada. Al tener ya unos años, el caso no tuvo más repercusión.



Ha sido más tarde, con el aumento de casos, cuando todo ha salido a la luz, y ahora serán los jueces quien dictaminen sobre quien recae esta negligencia. Por un lado los médicos que callaron y no lo comunicaron y por otro los responsables de los medicamentos y material farmacéutico que se emplea en nuestro país, la AEMPS como máxima autoridad.

De momento muchos son los pacientes, que esperan soluciones a los problemas de salud, a los que les ha derivado tener en sus organismos estas prótesis en mal estado.