La ELA (esclerosis lateral amiotrófica) es una enfermedad degenerativa de las células nerviosas del sistema motor que controlan el movimiento de la musculatura voluntaria. En la ELA estas células disminuyen su funcionamiento y mueren provocando debilidad y atrofia muscular. En ningún caso se ven afectados los órganos de los sentidos ni existen afectación de los esfínteres ni de la disfunción sexual.

La enfermedad afecta a personas entre 40 y 70 años y más frecuentemente a hombres. En España se diagnostican cada año 900 casos nuevos de ELA ( 2 a 3 casos por día).

La causa hasta el momento se desconocía. Hay teoría que apuntan a que hay diferentes causas, a veces la combinación de varias de ellas. Entre las hipótesis habituales destacan los agentes infecciosos virales, disfunción del sistema inmunitario, la herencia o la exposición a sustancias tóxicas.

Se ha publicado un estudio realizado por investigadores del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, en que se ha descrito la posible etiología de la ELA y que podría estar causada por infecciones fúngicas.

Estos investigadores han encontrado proteínas y ADN de varias especies de hongos en el cerebro y líquido cefalorraquídeo de enfermos de ELA. Se han encontrado especies como Candida albicans, Cryptococcus spp. y Malassezia spp. que podrían ser la causa de dicha enfermedad y además podrían estar implicados en otras enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.


Para este hallazgo han utilizado técnicas de inmunofluorescencia usando anticuerpos que reaccionan específicamente contra proteínas de hongos.


Para poder corroborar dicha teoría sobre la causa de las enfermedades neurodegenerativas causadas por hongos se precisan ensayos clínicos adecuados que tendrían que realizarse en hospitales en colaboración con las compañías farmacéuticas fabricantes de antifúngicos.


Si se verificara la exactitud de este descubrimiento, se lograría poder tratar de una forma fácil a enfermos con ELA ya que en el mercado existen fármacos contra este tipo de hongos.